•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gobierno de Brasil lamentó hoy que una operación humanitaria internacional no haya logrado la liberación de tres rehenes de la guerrilla colombiana y envió un mensaje de solidaridad a los familiares de los secuestrados.

En un comunicado oficial fechado en Brasilia, el ministerio de Relaciones Exteriores, señaló que "el gobierno brasileño lamenta que las circunstancias hayan impedido en este fin de año la esperada liberación de la señora Clara Rojas, de su hijo Emmanuel y de la señora Consuelo González, que se encuentran en poder de la FARC".

"El gobierno brasileño reitera su solidaridad con las familias de las personas secuestradas, así como su apoyo a los esfuerzos conducidos por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez", añade el texto.

También envía su respaldo a la Comisión de delegados internacionales que "en coordinación con el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, acompaña en los últimos días las tentativas con vistas a la liberación de esos ciudadanos colombianos".

Uribe pone en duda
Uribe ha puesto en duda la versión de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que atribuyó el fracaso de la entrega a supuestos despliegues de militares en la zona selvática donde sería entregados los rehenes.

El presidente colombiano también dudó que el niño Emmanuel -nacido en cautiverio- siga en poder de los guerrilleros.

La cancillería también expresó su "satisfacción" con la decisión de la Comisión de suspender temporalmente su presencia en Colombia y reasumir la misión "cuando estén dadas las condiciones necesarias para la entrega de los rehenes".

"El gobierno brasileño reitera su apoyo al proceso de paz en Colombia, así como la disposición de profundizar su contribución a las iniciativas de fortalecimiento del diálogo interno en aquél país", añade el comunicado.

Delegados regresarán cuando estén condiciones
Los delegados de los siete países que llegaron a Colombia como garantes de la entrega de tres rehenes de las FARC anunciaron que regresarán a cumplir la misión cuando estén dadas todas las condiciones de seguridad.

La comisión, que contó con el apoyo de la Cruz Roja Internacional, estuvo encabezada por el ex presidente Argentino Néstor Kirchner y el canciller de ese país, Jorge Taiana.

También el asesor de Asuntos Internacionales de la Presidencia brasileña, Marco Aurelio García, el diplomático brasileño Helio Cardoso, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales de Bolivia, Sacha Llorenti y el ex ministro del Interior de Ecuador, Gustavo Larrea.

El grupo permaneció hasta ayer en la localidad colombiana de Villavicencio desde donde supuestamente serían evacuados los rehenes rumbo a Venezuela.