•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Organizaciones de derechos humanos consideraron necesario investigar el papel de militares en la desaparición de 43 estudiantes en 2014, ante vídeos revelados este miércoles en los que se muestran imágenes de una presunta relación entre una de las víctimas y oficiales del Ejército.

Un programa del Grupo Fórmula mostró los videos en que se observa a la madre de Julio César López Patolzin, uno de los estudiantes desaparecidos, y a dos militares, quienes hablaban de la búsqueda del joven al tiempo que le entregaban un sobre con dinero a la mujer.

Según la versión oficial, en la noche del 26 de septiembre de 2014 policías corruptos del municipio de Iguala arrestaron a los estudiantes de la Escuela Normal (para maestros) de Ayotzinapa y los entregaron a miembros del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura del municipio vecino de Cocula.

Padres y organismos internacionales denunciaron siempre irregularidades en las pesquisas y han pedido reiteradamente que se abran nuevas líneas de investigación que aborden la posible participación del Ejército y la Policía Federal.

En un comunicado conjunto, las organizaciones Serapaz, Tlachinollan, Fundar y el Centro Pro de Derechos Humanos señalaron este miércoles que los vídeos divulgados confirman "que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no ha entregado toda la información con que cuenta sobre el caso Iguala".

Indicaron que el vídeo y la información contenida en los mismos "eran desconocidos hasta ese momento por las organizaciones representantes de las familias y fueron difundidos sin consentimiento ni conocimiento de la madre".

Las organizaciones apuntaron que los vídeos "confirman que el Ejército cuenta con información adicional". Archivo/END

Dicha información fue revelada dos días después de que se anunciara la formalización del nuevo mecanismo de seguimiento al caso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Las organizaciones apuntaron que los vídeos "confirman que el Ejército cuenta con información adicional" y que a más de cuatro años y medio de los hechos ésta información no se ha brindado a la Fiscalía General de la República (FGR), "ni mucho menos se ha dado a conocer a las familias y a sus representantes legales".

Señalaron que es "innegable que el material revelado hoy fue grabado en instalaciones militares y proviene de una grabación de personal del Ejército".

Destacaron que el coronel que aparece en el material "no ha rendido declaración alguna en el caso" y la muestra de sangre extraída por personal castrense a la madre de López Patolzin no obra en los expedientes de la FGR, lo que sugiere la existencia de una investigación militar paralela.

También señalaron que el material confirma que la Sedena "practica la infiltración" en escuela de Ayotzinapa, ya que en las imágenes "aparentemente se reconoce una relación entre el estudiante Julio César López Patolzin y el Ejército para la realización de labores de inteligencia".

Apenas el lunes, la CIDH señaló que la desaparición de los 43 estudiantes tiene "grandes pendientes" y una "gama de líneas de investigación" en temas de telefonía y balística.

La presidenta de la CIDH, la panameña Esmeralda Arosemena, dijo que se debe procesar a miembros de varios cuerpos policiales y militares de los que se tienen pruebas de su participación u omisión.