• Quito, Ecuador |
  • |
  • |
  • AFP

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) negó las medidas cautelares solicitadas por el creador de WikiLeaks, Julian Assange, para salvaguardar su asilo en la embajada de Ecuador en Londres, informó el miércoles la Procuraduría ecuatoriana.

La CIDH "comunicó su decisión de cerrar el expediente de solicitud de medidas cautelares" de Assange, señaló en un comunicado la entidad, que actúa como abogado del Estado ecuatoriano.

Agregó que la "decisión se fundamentó en que la solicitud planteada por Assange no cumplió con los requisitos de gravedad, urgencia y daño irreparable" previstos en el reglamento de la CIDH.

Julian Assange. Archivo/END

La Procuraduría indicó que "con esta decisión se mantiene vigente" un protocolo especial del gobierno ecuatoriano, que regula las visitas, comunicaciones y hasta la salubridad de Assangedentro de la embajada ecuatoriana en Londres.

Ese protocolo además contempla el retiro del asilo en caso de que Assange incumpla las reglas de convivencia en la legación, donde Assange se refugió en 2012 para evitar entonces ser extraditado a Suecia, que lo reclamaba para enfrentar acusaciones por supuestos delitos sexuales.

En una carta dirigida al canciller ecuatoriano, José Valencia, la CIDH, con sede en Washington, informó que "el expediente correspondiente a la presente solicitud de medidas cautelares fue oportunamente cerrado".

También recordó a Quito que es su deber "no deportar, devolver, expulsar, extraditar o remover de otro modo a una persona que esté sujeta a su jurisdicción a otro estado, o a un tercer estado que no sea seguro, cuando exista presunción fundada para creer que estaría en peligro de ser sometida a tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes".

Aunque las causas suecas no prosperaron, el fundador de WikiLeaks sigue en la embajada debido a que Londres se ha negado a entregarle un salvoconducto, pues mantiene una orden de detención contra él por violar las condiciones de su libertad condicional en el marco del caso sueco.

Asimismo sostiene que podría ser extraditado a Estados Unidos para ser juzgado por difundir miles de secretos oficiales de esa nación a través de su página web.

En enero pasado, la cancillería ecuatoriana indicó que abogados de Assange pidieron a la CIDH medidas cautelares de protección al considerar que existe un "riesgo potencial" contra él.

Una las medidas pretendía que la Comisión obligue a Ecuador a impedir la entrega del australiano "a cualquier país que no dé garantías de no extradición a Estados Unidos".

Quito ha reiterado en varias ocasiones que Assange no afronta ningún pedido de extradición y que cumplirá con su decisión de brindarle asilo diplomático.