•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, aseguró este jueves que su gobierno está “decidido” a ingresar ayuda humanitaria  en Venezuela, a pesar de lo ocurrido el 23 de febrero, y prometió que seguirá trabajando con Brasil y Colombia para “devolver la democracia” al país caribeño. 

Pompeo hizo esas declaraciones en un video de 52 segundos colgado en la cuenta de Twitter de la Casa Blanca y en el que el titular de Exteriores aparece mirando la cámara y con un traje negro con una bandera estadounidense en la solapa.

“Tengo un mensaje para el pueblo venezolano. El pueblo estadounidense está con ustedes, estamos preparados para ofrecerles la ayuda humanitaria que tanto merecen, ya sea comida o medicinas. Estamos decididos a hacerla llegar, es el régimen de Maduro el que lo ha impedido”, comenzó Pompeo en su video. 

En el video, el jefe de la diplomacia estadounidense busca tranquilizar a la oposición venezolana, asegurarles el apoyo de Washington al líder opositor Juan Guaidó, que se declaró presidente interino el 23 de enero y ha logrado el reconocimiento de 54 países, incluido EE. UU.

“Todos ustedes —afirmó Pompeo—han pedido, han exigido democracia, han pedido una voz para poder ser escuchados. Deben saber que  el pueblo estadounidense no titubeará”.

“Mantendremos nuestros esfuerzos y seguiremos trabajando con Brasil y con Colombia y todos los países en la región que entienden su lucha y que entienden que, francamente, su país tiene una larga, profunda y rica historia que podemos recuperar”, subrayó el titular de Exteriores.

El tema de la ayuda humanitaria se ha convertido en un punto de fricción en la crisis en Venezuela, pues el presidente venezolano, Nicolás Maduro, cree que la ayuda podría dar paso a una invasión extranjera; mientras que Guaidó, con el apoyo de EE. UU., Colombia y Brasil, ha hecho de la asistencia una prioridad.

Largas colas de ciudadanos se observaron ayer para tomar autobuses públicos, después que los apagones paralizaron el país. AFP/END

El sábado 23 de febrero, la oposición, encabezada por Guaidó y apoyada por centenares de voluntarios civiles, intentó introducir en Venezuela toneladas de ayuda humanitaria donada por EE. UU. y que había sido almacenada en Brasil y Colombia; pero se topó con la oposición de Maduro, que cerró las fronteras.

Diplomáticos se marcharon    

La agencia AFP, en otro despacho informativo  desde Washington, informó que  el secretario de, Estado Mike Pompeo, anunció este jueves que  todos los diplomáticos estadounidenses que quedaban en Venezuela ya abandonaron el país. 

“Hoy todos los diplomáticos estadounidenses que quedaban en Venezuela dejaron el país”, dijo Pompeo en un comunicado, en el que resaltó que Estados Unidos sigue comprometido con el líder opositor Juan Guaidó, reconocido por 54 países como presidente interino. 

En medio del recrudecimiento de la crisis en Venezuela y tras el extenso apagón eléctrico, Pompeo anunció este lunes el retiro de todos los funcionarios. 

El 23 de enero, el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, después de que Washington reconociera al líder opositor como presidente interino y ordenó la salida del país de todos los diplomáticos estadounidenses. 

El tema de la ayuda humanitaria se ha convertido en un punto de fricción en la crisis en Venezuela. AFP/END

Un día después, el Departamento de Estado ordenó el retorno de todos sus trabajadores  gubernamentales “no esenciales” destinados a Venezuela y de los familiares de los diplomáticos. También aconsejó a los ciudadanos estadounidenses que salieran del país petrolero. 

En el comunicado de este jueves, el jefe de la diplomacia indicó que los diplomáticos estadounidenses seguirán con su misión “desde otras ubicaciones, donde continuarán ayudando a gestionar el flujo de la asistencia humanitaria destinada a la población venezolana y respaldando a los actores democráticos que, valerosamente resisten a la tiranía”.

“Esperamos con ansias reanudar nuestra presencia, una vez que la transición a la democracia comience”, agregó.