•  |
  •  |
  • END

TEHERÁN / AFP

Al menos 19 personas murieron y otras 80 resultaron heridas en un atentado con bomba perpetrado ayer jueves en una mezquita chiíta de la ciudad iraní de Zahedan, cerca de las fronteras con Pakistán y Afganistán, a dos semanas de las presidenciales del 12 de junio.

“Se trata de un atentado, y la bomba fue activada por un terrorista”, declaró a la prensa Ali Mohammad Azad, gobernador de la provincia de Sistán-Baluchistán, de la que Zahedan es capital.

“La bomba explotó durante la oración de la tarde y causó muertos entre los fieles”, agregó el gobernador, citado por la agencia de prensa oficial IRNA y la televisión estatal.

Los heridos fueron trasladados a varios hospitales de la ciudad, explicó.

La agencia semioficial FARS informó que el atentado fue perpetrado en la mezquita Amir al-Momenin y cifró los muertos en 20 y los heridos en 55.

Varios arrestados

El gobernador Azad dijo, además, que “miembros de un grupo terrorista (...) fueron arrestados tras el atentado”.

“Se preparaban para hacer explotar bombas en otros lugares de Zahedan, pero fueron arrestados gracias a los esfuerzos de los servicios secretos de la provincia”, añadió sin precisar cuántas personas fueron arrestadas.

“Los bandidos y los terroristas tratan de perturbar el orden en la provincia antes de las presidenciales” del 12 de junio, añadió Azad.

Según la agencia IRNA, el imán de la oración del viernes en Zahedan, el ayatolá Abbas Ali Soleymani, declaró a la prensa que “uno de los principales implicados (en el atentado) fue arrestado” y “será castigado pronto delante de la mezquita”.

Esta última, según FARS, es el segundo lugar de culto chiíta más importante de Zahedan. La provincia de Sistán-Baluchistán cuenta con una importante minoría balucha sunita.

Nadie lo reivindica

También es un lugar de “concentración para los chiítas revolucionarios”, añadió FARS, al precisar que el atentado aún no fue reivindicado.

El atentado se produjo la víspera de la conmemoración en la República Islámica de la muerte de Fatima Zahra, hija del profeta Mahoma y esposa de Ali, el primero de los doce imanes que los chiitas reconocen como sucesores directos de Mahoma.

Fatima Zahra es la madre de dos imanes, Hassan y Hussein, muy venerados por los chiítas.

Sistán-Baluchistán es escenario desde hace varios años de ataques del grupo sunita armado Jundala (Soldados de Dios), que exige la autonomía para la minoría balucha iraní.

Además, es una de las principales vías de tránsito de la droga procedente de Afganistán hacia Oriente Medio y hacia los países occidentales.