•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El representante demócrata por Rhode Island, David Ciciline, presentó un proyecto de ley en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que busca garantizar que el Congreso dé el visto bueno antes de que el presidente Donald Trump decida enviar tropas estadounidenses a Venezuela.

"Una intervención militar no solamente sería ilegal, tendría serias consecuencias que dañarían al pueblo venezolano y a los prospectos de la democracia", dijo Ciciline.

Señaló que bajo la Constitución y el acta de poderes de guerra, "el Presidente no puede tomar una acción militar unilateral, y el Presidente debe consultar y recibir autorización del Congreso".

Ciciline añadió que, como confirmó el representante especial Elliot Abrams ante el Congreso, "las condiciones para una acción militar presidencial unilateral no existen".

Pero el representante republicano por el estado de Texas, Michael McCaul, se manifestó en contra del proyecto de ley.

"El proyecto de ley daña las posibilidades de que Maduro abandone el poder, porque pareciera que la fuerza militar ya no es una de las opciones sobre la mesa", indicó McCaul.

Las opiniones sobre este tema están divididas.

La ex secretaria Adjunta de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental, Rebecca Bill Chávez, se pronunció en contra de la intervención militar diciendo que "EEUU se arriesga a perder la confianza que ha logrado en la región".

Sin embargo, Vanessa Neumann, presidenta de la empresa de investigación Asimétrica, opinó que la crisis humanitaria en Venezuela "justifica una intervención militar".