•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, creó este viernes una unidad militar encargada de custodiar instalaciones de servicios básicos como electricidad y agua, tras un apagón generalizado que atribuye a "ataques cibernéticos" de Estados Unidos.

Maduro declaró en cadena de radio y televisión que "el Comando para la Defensa de los Servicios Básicos Estratégicos del Estado" tendrá la misión de proporcionar "seguridad, operatividad y mantenimiento".

Sus integrantes garantizarán la "seguridad física y cibernética" de la infraestructura y vigilarán el mantenimiento de equipos, añadió, al firmar el decreto que crea la brigada por solicitud del alto mando militar.

Maduro insistió en sus denuncias de que el apagón se debió a "ataques sucesivos" contra Guri -mayor hidroeléctrica del país- y otras instalaciones, "dirigidos" por John Bolton, asesor de seguridad de Donald Trump.

El masivo corte, que comenzó el 7 de marzo, paralizó el país y recién el martes el gobernante anunció que el servicio se había restablecido casi en la totalidad del territorio. Aún hay reportes de fallas en regiones occidentales.

Maduro acusó igualmente a la oposición de haber fraguado un plan para "acompañar el apagón con violencia generalizada", que según dijo fue neutralizado.

El mandatario libra un pulso por el poder con el jefe legislativo Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por más de 50 países, a quien culpa directamente del "sabotaje".

Guaidó asegura que un incendio de vegetación dañó equipos, originándose así la falla.

Expertos ponen en duda la versión oficial y responsabilizan al gobierno socialista del deterioro del sistema eléctrico por falta de inversiones y multimillonarios casos de corrupción.

La Fuerza Armada difundió este viernes en redes sociales fotos de militares podando hierba y arbustos en descuidadas instalaciones.

Las principales centrales eléctricas están militarizadas desde la época del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), quien declaró "emergencia" en varias ocasiones ante recurrentes apagones que viene sufriendo el país desde hace más de una década.