•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Mientras el gobierno interino de Venezuela busca hacerse con el poder político, en Estados Unidos se está librando una batalla por el futuro de la principal exportación del país: el petróleo.

La disputa se centra en torno a CITGO, una petrolera con sede en Houston, Texas, subsidiaria de Petróleos de Venezuela (PDVSA). A las pocas semanas de juramentar a Juan Guaidó como presidente interino, la Asamblea Nacional de Venezuela nombró a una nueva junta directiva para la compañía.

“Con esta decisión no solo estamos protegiendo nuestros activos, también evitamos que continúe la destrucción y que perdamos la empresa”; con estas palabras anunció el presidente interino los nombramientos.

¿Cuál es la importancia de CITGO para el país?

Casi la mitad del crudo que se exporta en Venezuela va a parar a Estados Unidos, según datos del Observatorio de Complejidad Económica del Massachusetts Institute of Technology.

CITGO es la principal importadora de petróleo venezolano en EE.UU., de acuerdo con Forbes. El país recibe de la compañía dinero y productos derivados del petróleo. Los ingresos por ventas a Estados Unidos son una de las pocas vías de entrada de divisas al gobierno de Nicolás Maduro y, por ende, al país. Los cargamentos que van hacia los otros grandes compradores, China y Rusia, van hacia el pago de deudas y no representan liquidez.

Este es el motivo por el que EE.UU. impuso sanciones a PDVSA: para dejar al presidente en disputa sin una importante fuente de capital.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. EFE/END

Además, Venezuela recibe de CITGO petróleo ligero y nafta, productos que necesita para diluir el petróleo pesado que se produce en el país y que este pueda moverse por los oleodcutos para ser despachado. Por lo tanto, las sanciones también afectarán la producción de petróleo, que ya se ha visto drásticamente reducida en los últimos años: de 2,4 millones de barriles al día en 2015 a 1,1 millones en 2018.

Las sanciones, anunciadas a finales de enero, prohíben que el pago por el petróleo que CITGO compre a Venezuela llegueal gobierno de Maduro sino a unas cuentas bancarias a disposición del gobierno interino. Esto hará que PDVSA pare las importaciones a Estados Unidos, dijo a la Voz de América el economista Francisco Rodríguez.

¿De dónde salió CITGO?

CITGO fue fundada en 1910 por Henry Doherty, un empresario americano. La compañía cambió de manos varias veces hasta que fue comprada, entre 1986 y 1990, por PDVSA.

Tiene 3.400 empleados, de acuerdo con Associated Press, tres refinerías —en Louisiana, Texas e Illinois—y una red de terminales y oleoductos en 24 estado de EE.UU.

Durante el gobierno de Hugo Chávez, a pesar de las turbulentas relaciones entre Venezuela y Estados Unidos, la relación comercial entre ambos países se mantuvo. No obstante, el expresidente, quien murió en 2013, colocó tanto en PDVSA como en CITGO, a personas favorables a su gobierno en los altos cargos de las compañías.

El año pasado, en lo que muchos califican como una "purga",el gobierno de Nicolás Maduro arrestó a varios trabajadores de la industria petrolera, incluyendo a Nelson Martínez, el CEO de CITGO, quien murió en diciembre del año pasado en la cárcel.

Esta es la primer parte de una serie de la Voz de América que explora la disputa por CITGO y lo que significa para el futuro de Venezuela.