•   Washington D.C, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que ha decidido "designar a Brasil como un aliado estratégico" militar fuera de la OTAN, y que es posible que incluso presione para incluirlo en la Alianza Atlántica con el objetivo de reforzar la cooperación de defensa.

"Designaré a Brasil como un aliado estratégico fuera de la OTAN, o quizá incluso posiblemente un aliado en la OTAN. Tendría que hablar con mucha gente, pero quizá será un aliado en la OTAN", afirmó Trump durante una conferencia de prensa con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro.

Brasil se convertirá así en el segundo país latinoamericano, después de Argentina, y en apenas el décimo octavo del mundo que consigue el estatus especial de aliado militar estratégico de Estados Unidos fuera de la OTAN.

Esa denominación abre la puerta a la entrega de artículos excedentes de defensa y la organización de maniobras conjuntas con Estados Unidos.

El mandatario estadounidense también confirmó que ha cerrado un acuerdo con Bolsonaro para que Estados Unidos use su estratégica base espacial de Alcántara, en la Amazonía brasileña, para lanzar satélites espaciales.

"Estamos finalizando un acuerdo tecnológico para que las compañías estadounidenses puedan hacer lanzamientos espaciales desde Brasil", aseguró Trump, y recordó que quiere crear una rama militar de Estados Unidos destinada a operaciones espaciales.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (i) y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump (d). EFE/END

Además de Estados Unidos, Rusia, Francia e Israel han expresado su interés en usar la base de Alcántara, porque por su posición geográfica estratégica, a sólo 2 grados al sur de la línea del Ecuador y más próxima a la órbita geoestacionaria, garantiza un ahorro de combustible de cerca del 30%.

Además, Trump declaró su apoyo a la campaña de Brasil para entrar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), considerado el club de los países ricos, un proceso que puede llevar años pero que Bolsonaro quiere agilizar con el apoyo formal de Estados Unidos.

"Vamos a apoyarles en eso, vamos a tener una gran relación. Les pediremos cosas, pero no necesariamente tendrán que ver con eso", respondió Trump al ser preguntado por la OCDE.