•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, no descartó el martes que pueda apoyar una posible intervención de EE. UU. en Venezuela, después de que su homólogo estadounidense, Donald Trump, asegurara que los dos mantenían “todas las opciones sobre la mesa” y amenazara con endurecer las sanciones a ese país.

“Creo que puedo hablar por ambos países: todas las opciones están sobre la mesa”, dijo Trump durante una reunión con Bolsonaro en la Casa Blanca. 

El presidente estadounidense respondió así a la pregunta de si querría que Brasil se implicara en una potencial intervención militar estadounidense en Venezuela, a pesar de que el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, dijo en febrero que “la opción militar nunca fue una opción” para su Gobierno.

Bolsonaro dio una respuesta ambigua sobre el tema en la conferencia de prensa posterior a su reunión junto a Trump, cuando una periodista le preguntó si permitiría que el territorio brasileño se usara para lanzar una intervención militar de EE. UU. en Venezuela, o si implicaría a personal de Brasil en esa operación.

“Hay algunos temas que, si hablas sobre ellos, ya no son estratégicos (...). Es una cuestión de estrategia, todo lo que discutamos aquí (en privado) lo cumpliremos, pero de algunas posibilidades no se habla en público”, indicó Bolsonaro.

Maduro, marioneta de Cuba

Trump aprovechó la conferencia de prensa para pedir a los militares de Venezuela que “detengan su apoyo a (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro, que realmente no es nada más que una marioneta de Cuba”, para “que su pueblo finalmente sea libre”.

El mandatario no quiso pronosticar cuánto tiempo pasará, a su juicio, para que Maduro abandone el poder, pero opinó que “en algún momento las cosas cambiarán”.

Sancionan a minera

La Voz de Ámerica informó que el  Gobierno de Estados Unidos impuso nuevas sanciones a Venezuela, específicamente a la minera estatal Minerven y a su jefe, Adrián Perdomo, como parte de los esfuerzos estadounidenses para presionar al gobierno del presidente en disputa Nicolás Maduro.

El Departamento del Tesoro de EE. UU. publicó en su página web las sanciones presentadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro de EE. UU., que están “apuntando a las operaciones de oro ilícitas que han continuado para consolidar el régimen ilegítimo del expresidente Maduro”.

Las acciones consisten en bloquear todos los bienes e intereses o el 50%  “de esta entidad e individuo, que se encuentren en Estados Unidos o en la posesión o el control de personas de EE. UU.”. Además exige el deber de informar a la OFAC y destaca la prohibición de todos los tratos con los mismos.

El texto también señala que el régimen de Maduro está “saqueando la riqueza de Venezuela al tiempo que pone en peligro a las poblaciones indígenas al invadir las áreas protegidas y causar la deforestación y la pérdida de hábitat”.

Indica además que los trabajos de minería y posterior venta del oro que ha lucrado el gobierno del presidente en disputa han obviado el impacto ambiental y cultural.