•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El partido opositor venezolano Un Nuevo Tiempo informó el miércoles sobre la incorporación a sus filas de unas 45 organizaciones sindicales simpatizantes del chavismo.

El anuncio estuvo a cargo de Gabriel Vallenilla, secretario sindical nacional del partido, quien le dio la bienvenida y aseguró que estos sindicatos se suman “al rescate de la libertad sindical y al rescate de la libertad de Venezuela”.

“El presidente (en disputa Nicolás Maduro) manifiesta ser un dirigente y un luchador obrero. En la práctica lo que ha demostrado es todo lo contrario”, indicó Vallenilla.

Resaltó el desgaste de las reivindicaciones socioeconómicas de los trabajadores y el sistema de vida que están llevando, por lo que hizo un llamado a la “unidad y al encuentro sindical”.

Vallenilla también invitó al presidente encargado Juan Guaidó para se una a ellos este próximo 1 de mayo, Día Internacional del Trabajador. “Este movimiento sindical organizado no te va entregar un cheque en blanco, si no que tiene usted que estar alineado con las cosas que vamos y estamos exigiendo”, agregó.

Fernando Orozco, presidente de la federación que reúne a unas 35 organizaciones sindicales oficialistas explicó: “Nuestra condición de sindicalistas nos exige dar un pronunciamiento no solo de palabras sino de hechos”.

“La revolución comenzó de nuevo (…) con nuevo proyecto”, indicó, agregando que las circunstancias “no les dejó otra alternativa”. Pidió a los trabajadores del sector público y privado unirse.

Venezuela entró en una severa crisis política y social cuando el presidente de la opositora Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se proclamó presidente encargado legítimo del país, siendo respaldado hasta el momento por más de 50 naciones.

Guaidó y sus seguidores invocaron la Constitución después que decidieron desconocer el segundo mandato asumido por Maduro tras las elecciones de mayo del 2018 que fueron consideradas “fraudulentas” por sectores dentro de Venezuela y países del mundo.

Maduro sostiene que él sigue siendo el presidente constitucional y lo apoyan países como Cuba, Nicaragua, Rusia y Turquía.

Por otro lado, desde Brasilia, la agencia EFE reportó que  el canciller de Brasil, Ernesto Araújo, afirmó este miércoles que hay una “preocupación” con “la presencia de elementos terroristas en Venezuela” que, según el ministro, representaría una “amenaza” a la seguridad del país caribeño y de la región.

“Hasta hace poco, no se admitía que había terrorismo en América del Sur, y hoy se sabe por (departamentos de) Inteligencia (...) que eso es una amenaza para Venezuela”, dijo el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores en una rueda de prensa en Brasilia, luego de regresar de un viaje oficial a Estados Unidos.