elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La justicia francesa condenó hoy a 16 años de cárcel a Mohamed Amor, un francés de 32 años, autor de la muerte de Alejandro Funes, hijo del presidente electo salvadoreño Mauricio Funes, y a dos años a quien fuera su cómplice en ese hecho ocurrido en 2007 en París.

La acusación había pedido una pena de entre 18 y 20 años pero la corte y el jurado consideraron, luego de cuatro horas de deliberación, que la muerte no había sido intencional. El otro acusado, Abousama Chafouk, de 33 años, fue condenado por violencia voluntaria a dos años de prisión con un año en suspenso.

Alejandro Funes, estudiante de fotografía y que dentro de tres días habría cumplido 29 años, fue golpeado la madrugada del 2 de octubre de 2007 en el Puente de las Artes, en pleno corazón de París, durante una pelea entre un grupo de latinoamericanos y un trío de hombres en estado de ebriedad, dos de los cuales fueron juzgados. Inmediatamente, el muchacho quedó en coma y murió ocho días después.

Mauricio Funes, de 49 años, que en marzo pasado ganó las elecciones presidenciales en El Salvador en nombre de la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN), asumirá el cargo este lunes poniendo fin a 20 años de hegemonía de la derecha en su país.

El pasado jueves el presidente electo viajó a París para declarar ante el tribunal. "Decidimos sacarlo de El Salvador porque allá no hay tantas oportunidades y es una sociedad muy violenta con alta tasa de criminalidad", explicó entonces el futuro mandatario al tribunal. "Creíamos que lo enviábamos a una sociedad que lo iba a formar profesionalmente, pero nunca imaginé que iba ser golpeado y no iba a realizar su sueño", agregó Funes que no pudo contener las lágrimas.

"Mi propósito era venir a París a conocer esta sociedad pero nunca imaginé que sería para ver morir a mi hijo", sostuvo Funes, quien en medio del dolor por la pérdida de su primogénito, abogó por conocer "la verdad" de lo ocurrido. "Señora presidenta, cualquier decisión que tome no devuelve a mi hijo pero el conocimiento de la verdad es lo que engrandece a los pueblos", manifestó Funes.