•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente peruano, Martín Vizcarra, cumple el 23 de marzo su primer año en el poder, con una popularidad sin precedentes y una oposición arrinconada, aunque en el horizonte se atisba la reanudación de viejos conflictos sociales.

Vizcarra debe gran parte de su éxito a que sintonizó con una población indignada, apelando a una guerra sin cuartel contra la corrupción en un país que tiene a cuatro expresidentes investigados por el escándalo Odebrecht.

 Lea: Martín Vizcarra no buscará reelección en elecciones 2021, según primer ministro

En su primer año como gobernante se erigió, según expertos, en referente de "honestidad" frente a la desprestigiada clase política peruana.

"Su mayor fortaleza es su honestidad en medio de una crisis de corrupción en el país", admite a la AFP Carlos Meléndez, investigador en la Universidad Diego Portales en Chile.

"Vizcarra ha ganado todas las batallas contra el Congreso y el sistema", dice a la AFP el analista político Juan de la Puente, para quien la popularidad del mandatario está amarrada a su lucha contra la corrupción.

A sus 56 años, este espigado ingeniero constructor de origen provinciano (Moquegua, sur de Perú), austero y pragmático, que carece de partido político y de bancada en el Congreso, enfrenta su segundo año de "presidente accidental", como lo califica el opositor expresidente Alan García.

 De interés: Presidente de Perú descarta vínculos de su empresa con Odebrecht

En lo inmediato, deberá lidiar con los conflictos económicos que se anuncian entre mineras y comunidades campesinas de los Andes.

"No creo que el segundo año sea mejor que el primero; va a ser un año más modesto, menos excepcional, los problemas van a estar afuera del Congreso", en las calles, apunta De la Puente.

- Sondeos y poder -

Hay consenso en que Vizcarra encontró un punto de apoyo en la aprobación popular a su gestión.

"Precisamente sin partido ni bancada, ni coaliciones políticas, la aprobación presidencial se convierte en su único capital político", dice a la AFP Meléndez.

 Además: Presidente peruano pide planificar mejor ciudades, al visitar zonas inundadas

Vizcarra alcanzó la cúspide de aceptación (66%, sondeo Ipsos) en diciembre, con el referéndum de reformas judiciales y políticas que aprobaron en las urnas tres de cada cuatro peruanos. Su propuesta de prohibir la reelección inmediata de congresistas disparó su popularidad.

Pero retrocedío hasta un 56% en la actualidad, prácticamente el mismo nivel de aceptación de cuando asumió la presidencia.

"Su objetivo parece ser gobernar así", en base a encuestas, estima Meléndez, para quien "Vizcarra practica el populismo de la anti-corrupción" porque le otorga réditos.

- Políticos y corrupción -

La trama Odebrecht, que penetra cual sable a los gobiernos de Perú entre 2001 y 2018, jugó un papel clave en su empoderamiento, al arrinconar a la oposición de derecha, liderada por la populista Fuerza Popular de Keiko Fujimori (en prisión preventiva) y a la socialdemócrata Apra del expresidente Alan García.

 También: Peruanos aprueban dejar sin empleo a sus legisladores en 2021

Keiko lideró -a partir de su derrota presidencial en 2016- una implacable campaña contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski, a quien forzó a renunciar salpicado por el caso de la constructora brasileña.

La renuncia de Kuczynski, hace un año, catapultó al poder al entonces vicepresidente Vizcarra.

Y la crisis del principal partido peruano, Fuerza Popular, contribuyó a fortalecer su liderazgo.

Fuerza Popular, que controla el Congreso, quedó acéfalo desde octubre pasado cuando un juez dictó 36 meses de prisión preventiva contra Keiko Fujimori en el marco de una investigación de lavado de activos por recibir fondos de Odebrecht para su campaña.

 Además: El presidente de Perú afirma que el referéndum es la esencia de la democracia

Vizcarra es el único de los últimos cinco presidentes que no se ha visto salpicado por Odebrecht.

El expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), quien escapó a Estados Unidos en enero de 2017 cuando la justicia se aprestaba a imponerle prisión preventiva y ahora enfrenta un pedido de extradición de Perú, es el más comprometido.

Según la fiscalía recibió un soborno de 20 millones de dólares de Odebrecht a cambio de un contrato para construir una carretera entre Brasil y Perú.

Otros tres expresidentes están bajo investigación y con prohibición de salida del país: Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), Ollanta Humala (2011-2016) y Alan García (2006-2011).

 Lea más: Presidente de Perú: rechazo a asilo de Alan García "fortalece la democracia"

- Buen viento en economía -

A pesar de la turbulencia política que atravesó Perú en 2018, la economía ha seguido creciendo casi al 4,0%, frente al 2,5% del año anterior.

"La economía creció pese a la prisión de Keiko, el (pedido de) asilo de Alan García (denegado por Uruguay), el referéndum constitucional, la renuncia del Fiscal de la Nación, la crisis en el Poder Judicial", recuerda el economista Augusto Álvarez.