•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Citigroup depositará poco más de 200 millones de dólares de Venezuela en una cuenta de Estados Unidos, monto que representa el excedente de un crédito otorgado al banco central del país sudamericano en 2015, dijeron a la AFP dos fuentes bancarias.

El Banco Central de Venezuela (BCV) podrá luego recuperar esta suma si se le autoriza a hacerlo, agregaron las fuentes.

 Lea: EEUU sanciona al Bandes de Venezuela y filiales por arresto de asistente de Guaidó

Pero será difícil para el actual BCV recuperar este dinero ya que Estados Unidos ha congelado las cuentas y endurecido las sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, cuya autoridad no reconoce.

Citigroup acordó en 2015 prestar 1.100 millones de dólares al BCV en busca de liquidez luego del colapso de los precios del petróleo, crucial para la economía venezolana.

Para obtener este préstamo, la entidad venezolana había puesto como garantía lingotes de oro, con la promesa de devolver el dinero otorgado a más tardar el 11 de marzo de 2019.

Una de las cláusulas del contrato estipulaba que Citigroup devolvería el oro al BCV por el equivalente a lo que había recibido.

 De interés: ¿Por qué China le niega la visa al designado por Guaidó para el BID?

Citigroup, que quería protegerse contra cualquier riesgo, no esperó y vendió en 2015 en los mercados el oro recibido de Venezuela.

A 11 de marzo, el equivalente en lingotes de oro percibido por la firma estadounidense fue estimado en poco más de 1.300 millones de dólares a precios actuales.

Dado que el BCV incumplió con el plazo de reembolso del 11 de marzo, Citigroup decidió depositar en una cuenta en Estados Unidos el excedente recibido, un poco más de 200 millones de dólares, explicaron las fuentes.

Contactado por la AFP, el banco declinó hacer comentarios.

 Además: Exilio venezolano pide a Trump "apoyo armado" para "recuperar la libertad" en Venezuela

Estados Unidos busca la salida del poder de Maduro, cuya reelección considera ilegítima, y apoya los esfuerzos del jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, de encabezar un gobierno de transición y organizar nuevas elecciones.

Para forzar la partida de Maduro, Washington ha impuesto sanciones económicas a Venezuela, entre ellas un embargo de facto al crudo venezolano que comenzará a regir el 28 de abril.