• Bolivia |
  • |
  • |
  • EFE

Un juzgado de Bolivia determinó encarcelar preventivamente a dos hermanos acusados de haber arrancado la oreja a mordiscos a su amigo en la región norteña de Pando, fronteriza con Brasil, informó este martes la Fiscalía General del Estado.

El Juzgado Segundo de Instrucción Penal de la ciudad de Cobija, la capital de Pando, dispuso la detención preventiva de los hermanos Wilfredo y Rony Ch. Ch. en la cárcel de Villa Busch, señaló el fiscal departamental de esa región, Juan Carlos Cuellar, según un comunicado del Ministerio Público.

Según Cuellar, la Fiscalía "presentó los indicios suficientes que demostrarían la autoría del delito y también los riesgos procesales". Ambos fueron acusados por el supuesto delito de lesiones graves y gravísimas, por haber arrancado la oreja derecha a mordiscos de su amigo Alexander T. V. en un suceso ocurrido en el municipio pandino de Gonzalo Moreno, según la misma fuente.

Los hermanos fueron trasladados hasta Cobija para comparecer ante el Ministerio Público, que les imputó por el delito de lesiones graves y gravísimas. Archivo/END

Cuellar indicó que las lesiones serían de consideración porque la víctima perdió la mitad de su oreja a causa de los mordiscos. El incidente ocurrió el pasado 19 de marzo en la comunidad Lago Victoria, en Gonzalo Moreno, en un lugar donde varias personas se reunieron a beber para celebrar el Día del Padre.

Al calor de los tragos se inició un altercado que terminó en la agresión de los dos hermanos contra Alexander T. V., dejándolo desangrado y con heridas graves, precisó la Fiscalía. El hombre atacado recibió atención inicialmente en un centro médico en Gonzalo Moreno y luego fue trasladado a un hospital en Cobija, según el Ministerio Público.

Los hermanos fueron trasladados hasta Cobija para comparecer ante el Ministerio Público, que les imputó por el delito de lesiones graves y gravísimas. Archivo/END

Tras el suceso, los agresores intentaron huir a la ciudad de Riberalta, en la región vecina de Beni, en el noreste amazónico boliviano, pero sin embargo fueron detenidos por la Policía con ayuda de algunos habitantes del lugar.

Los hermanos fueron trasladados hasta Cobija para comparecer ante el Ministerio Público, que les imputó por el delito de lesiones graves y gravísimas.