• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

Estados Unidos condenó los ataques ocurridos el martes en Caracas contra Juan Guaidó, a quien reconoce como presidente interino de Venezuela, mientras recibe este miércoles a su esposa en Washington.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que Washington está vigilante y aseguró que "estos actos de intimidación no podrán retrasar lo inevitable: el restablecimiento pacífico de la democracia, la estabilidad y la prosperidad del pueblo de Venezuela".

Lea: Donald Trump recibe a la esposa de Juan Guaidó en la Casa Blanca

"Estamos monitoreando los informes de estos y otros actos de intimidación por parte de las pandillas armadas e ilegales de Nicolás Maduro conocidas como los colectivos", dijo Pompeo en una declaración emitida el martes por la noche.

El gobierno de Donald Trump y más de 50 países impulsan la salida del poder de Maduro, cuya reelección consideran un fraude, y reconocen como única autoridad legítima a Guaidó, quien en su condición de jefe parlamentario invocó el 23 de enero la Constitución para declararse presidente encargado, con miras a encabezar un gobierno de transición y organizar nuevas elecciones.

La esposa de Guaidó, Fabiana Rosales, quien este miércoles se reúne en la Casa Blanca con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dijo el martes en Nueva York que la caravana en que viajaba su marido había sido violentada al salir de la sesión de la Asamblea Nacional (Parlamento).

De interés: Mike Pence y Melania Trump se reunirán con la esposa de Juan Guaidó

"Es un ataque directo al presidente", declaró Rosales a periodistas.

Diputados y periodistas fueron también agredidos por los partidarios del chavismo, según congresistas y organizaciones de prensa.

Supuestamente los vehículos de la caravana de Guaidó fueron agredidos con artefactos explosivos, piedras y golpes por parte de un grupo que no fue detenido por las fuerzas de seguridad.

Además: Guaidó dice que presencia de militares rusos en Venezuela viola la Constitución

El asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, advirtió repetidas veces que cualquier acto de violencia o intimidación contra Guaidó y su entorno "tendría una respuesta significativa".

Washington asegura que busca una salida pacífica a la crisis venezolana, que ha forzado el éxodo de unos 2,7 millones desde 2015 según la ONU, pero Trump ha reafirmado una y otra vez que "todas las opciones están sobre la mesa" para propiciar el fin del gobierno de Maduro.