•   Washington, Estados Unidos, Caracas,Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de EE. UU., Donald Trump, instó este miércoles a Rusia a sacar a sus militares de Venezuela, durante una reunión por sorpresa con Fabiana Rosales, esposa del líder opositor venezolano, Juan Guaidó, reconocido por numerosos países como mandatario encargado del país suramericano.

El mensaje de Trump llegó tres días después de que dos aviones rusos aterrizaran en el principal aeropuerto de Venezuela, el de Maiquetía, cerca de Caracas, con unos cien militares a bordo, según medios locales.

“Rusia tiene que salir”, sentenció el mandatario.

Trump no quiso ahondar en el tema, y cuando le preguntaron si ha hablado con el Gobierno ruso sobre el tema, respondió: “Ellos ya lo saben. Lo saben muy bien”.

Rosales visitó la Casa Blanca para reunirse con el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, pero en cuanto concluyó ese encuentro se desplazó al Despacho Oval para entrevistarse también con el presidente Trump, quien estaba acompañado de su hija y asesora Ivanka.

“Queremos alertar al mundo de los posibles continuos atentados en contra del presidente Juan Guaidó, de la ola de represión y de tensiones que han tomado niveles agresivos contra el entorno del presidente. Atacar a su entorno es atacarlo a él, pero nada lo va a detener”, afirmó Rosales.

Fabiana Rosales, esposa de Guaidó, fue recibida por el presidente Donald Trump. EFE/END

La esposa de Guaidó, reconocido por EE. UU. y otros 50 países como el presidente encargado de Venezuela, denunció este martes en Nueva York que su marido había sido atacado en Caracas, donde supuestamente apuntaron con armas y “lanzaron gases lacrimógenos” contra su vehículo cuando él salía del Parlamento.

Sin embargo, el equipo más cercano a Guaidó aseguró a Efe en Caracas que el político no iba a bordo de ese auto y que no sufrió daños físicos en ese incidente, que afectó a un vehículo en el que se trasladaba un grupo de legisladores.

Durante su encuentro con Trump, Rosales denunció que, “además, fue detenido el primo de la mamá del presidente encargado, involucrándole en actos de terrorismo, y también acusando a Gustavo Guaidó, el hermano del presidente”.

Agregó que esas acusaciones buscan “darle un golpe al círculo más cercano del presidente Guaidó, pretendiendo desestabilizarlo de su lucha”.

A las reuniones con Trump y Pence asistieron también Romy Moreno y Belén Marrero, que son respectivamente la esposa y la hermana de Roberto Marrero, el jefe de despacho de Guaidó, que fue detenido la semana pasada y acusado por el chavismo de liderar una célula terrorista que planeaba realizar ataques selectivos.

“Como familia estamos preocupados por su vida. No hemos tenido ninguna comunicación” con Marrero, afirmó Moreno, lo que llevó a un asombrado Trump a preguntar: “¿Ningún contacto en absoluto?”.

El mandatario estadounidense consideró “inconcebible lo que está ocurriendo” en Venezuela, y aseguró a Rosales que su equipo está “en contacto con su esposo”, Guaidó.

“Estamos con usted al 100 por cien. Todo se resolverá. Siempre se resuelve. Nosotros vamos a conseguir que se resuelva”, subrayó Trump. 

Venezuela sobrepasa las 50 horas con fallos eléctricos

Venezuela sobrepasó este miércoles las 50 horas desde que un fallo eléctrico cortó el lunes el suministro a millones de hogares que todavía no ven restituida por completo la luz ni suministros como el agua corriente, la telefonía o el acceso a Internet.

Desde el lunes, el servicio de energía ha sido reconectado en la mayoría de los 23 estados de Venezuela al menos una vez, pero las fallas han sido recurrentes por lo que el fluido es inestable y existen regiones como Zulia donde miles de lugareños suman unas 40 horas consecutivas sin luz.

Aunque la estatal Corporación Eléctrica (Corpoelec) no ha informado sobre el porcentaje de recuperación de la energía ni el número de estados afectados por el apagón, en las redes sociales abundan reportes sobre cortes prolongados que persisten.

En la última declaración ofrecida por el Gobierno, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, indicó que una falla registrada a las 05:04 hora local, interrumpió el proceso de recuperación del servicio en todo el país que había arrancado ayer.

El fluido eléctrico se vio interrumpido la tarde del lunes en casi todo el país, tres semanas después de otro apagón que dejó a Venezuela prácticamente paralizada durante una semana.

Ahora, como en la ocasión anterior, el gobierno de Nicolás Maduro ha responsabilizado a los opositores y a la Administración estadounidense de perpetrar actos de sabotaje contra la red eléctrica.

En las últimas 48 horas las actividades laborales y educativas fueron suspendidas por dictamen del Ejecutivo que no ha dicho cuándo estima restituir la energía pero sí ha advertido sobre posibles y venideros “ataques” al sistema eléctrico, aún cuando la mayoría de sus instalaciones están custodiadas desde hace años por militares.

Todo el país, está siendo golpeado. El gobernador del estado occidental de Mérida, Ramón Guevara, señaló a Efe que alrededor del 50 % de la región ya cuenta con electricidad aunque con intermitencia.

“Desde ayer en la tarde comenzó a regresar la luz en algunas zonas, pero hasta hoy algunas zonas tienen y otras no”, dijo e informó sobre fallas en el suministro de agua potable, especialmente, en la capital de ese estado.

“Convocamos este sábado en todo el territorio nacional a rechazar que se fue la electricidad”, dijo el político en alusión al apagón que comenzó el lunes en casi todo el país y que el gobierno de Nicolás Maduro no ha podido resolver por completo.

Fabiana Rosales, esposa del jefe el Parlamento venezolano, el opositor Juan Guaidó, durante la reunión que celebró con el presidente de EE.UU., Donald Trump. EFE/END

El líder opositor anunció que el 6 de abril se realizará “un primer simulacro” de la ‘operación libertad’, el nombre con que espera “llenar de contenido” su objetivo de sacar a Maduro de la Presidencia por haber obtenido la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos.

Guaidó pidió a los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), los cuerpos policiales e instituciones públicas, todas dirigidas por chavistas, organizarse también en pequeños grupos, pues, adelantó, “llegó el momento de agitar en todos los estados, en todas las comunidades”.

El líder del Parlamento unicameral reiteró que “todas las opciones están sobre la mesa” en su afán de poner fin a 20 años de chavismo y que cuenta con el apoyo mayoritario de la comunidad internacional para la consecución de ese objetivo.