•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La defensa de Roberto Marrero, el principal colaborador del jefe del Parlamento de Venezuela, Juan Guaidó -reconocido como presidente encargado por más de medio centenar de países-, dijo este viernes que la justicia incurrió en irregularidades al ordenar la prisión preventiva del opositor.

El abogado Joel García, líder del equipo defensor de Marrero, aseveró a Efe que la detención inicial de Marrero estaba relacionada con su presunta traición a la patria y usurpación de funciones en cargo público, delitos que fueron "borrados" luego del expediente.

"Si esos son lo delitos que motivaron su aprehensión, ¿cómo es que ahora no están?", dijo García en conversación telefónica con Efe.


La presunta conspiración, legitimación de capitales y ocultamiento de armas de guerra son los delitos que finalmente reposan en el expediente del opositor, que fue recluido en una de las sedes en Caracas del servicio de inteligencia venezolano.

Guaidó reaccionó a la noticia asegurando que la medida de cárcel contra Marrero es en la práctica un "secuestro".

"Cuando, durante la audiencia, la jueza le preguntó a mi hermano Roberto Marrero quién era él, su respuesta fue: 'Un ciudadano de muchos que están luchando por conseguir el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres'", añadió el líder del Parlamento en Twitter.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro / Archivo
Marrero fue detenido la madrugada del día 21 tras un allanamiento a su casa en el que, según el Gobierno de Nicolás Maduro, se hallaron dos fusiles, una granada y divisas en efectivo.

Dos días después, el propio Gobierno acusó a Marrero y a su partido Voluntad Popular, de Guaidó y del líder opositor preso Leopoldo López, de formar parte de una célula terrorista que planificaba "asesinatos selectivos" para causar conmoción en la nación petrolera.


Venezuela atraviesa una nueva etapa de crisis política luego de que Maduro jurara en enero pasado un nuevo mandato que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional y, en respuesta, Guaidó proclamó un Gobierno interino, que ya ha sido reconocido por más de 50 naciones.