•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela pidió este lunes el levantamiento de la inmunidad del jefe del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino del país por unos 60 Gobiernos.

El presidente del TSJ, Maikel Moreno, leyó ante periodistas una decisión de la Sala Plena que será remitida a la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) "a los fines del allanamiento a la inmunidad parlamentaria del referido ciudadano Juan Gerardo Guaidó".

 Lea: Juan Guaidó asegura tener un plan para resolver la crisis eléctrica en Venezuela

El fallo del alto tribunal declara además el "desacato" de Guaidó por haber burlado una prohibición de salida de Venezuela que le había sido dictada y que, pese a ello, el político realizó una gira de casi dos semanas por cinco países de Suramérica.

En consecuencia, el TSJ acordó imponer al opositor la multa de 200 unidades tributarias, unos 3 dólares, y ordenó remitir copia de estas medidas a la Fiscalía "a los fines de la continuación del procedimiento para el enjuiciamiento de alto funcionario", indicó Moreno.

 De interés: Gobierno de Venezuela asegura que hay conversaciones "todos los días" con oposición

El Supremo ratificó las medidas cautelares dictadas contra Guaidó en enero que consisten en prohibición de salida del país sin autorización hasta tanto se culmine la investigación en la que está incurso, así como la prohibición de enajenar y gravar bienes de su propiedad.

Además, se reiteró la orden de bloquear e inmovilizar las cuentas bancarias del jefe parlamentario y de cualquier otro instrumento financiero que tenga en el territorio venezolano.

 Además: Juan Guaidó llama a los venezolanos a seguir protestando contra Maduro

El fiscal general, Tarek Saab, lleva a cabo una investigación contra Guaidó luego de que se juramentase como presidente interino del país el pasado 23 de enero, cuando invocó unos artículos de la constitución contra la usurpación que considera hace Nicolás Maduro de la Presidencia.

Los Gobiernos del mundo que respaldan a Guaidó, entre los que están Estados Unidos y la mayoría de los miembros de la Unión Europea, no reconocen la legitimidad del segundo mandato de Maduro, que arrancó en enero, por haber obtenido la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos.