•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela pidió este martes a la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que fuese allanada la inmunidad parlamentaria de Juan Guaidó, presidente de la junta directiva de la Asamblea Nacional y presidente interino del país.

El anuncio lo realizó el presidente del TSJ, Maikel Moreno, argumentando desacato por haber salido del territorio nacional sin atender la orden de prohibición de salida en su contra emitida el 29 de enero.

Guaidó salió del país pasado 22 de febrero en una gira latinoamericana por la región que lo llevó a Colombia, Brasil, Chile, Argentina, Perú y Ecuador; además de encontrarse con el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, en la reunión del Grupo de Lima en Bogotá. 

Al regresar, fue recibido en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía, el más importante del país, por parte del cuerpo diplomático y cientos de ciudadanos.

“Es público y notorio que el TSJ le acordó unas medidas al ciudadano Juan Guaidó, como la prohibición de salida, y es público, notorio y comunicacional que el ciudadano Guaidó quebrantó esta medida”, indicó Moreno.

El máximo tribunal del país sudamericano declaró al líder opositor en flagrancia y ordenó al Ministerio Público que continuara la investigación para su enjuiciamiento.

Además de ratificar la prohibición de salida del país y las otras medidas emitidas por el TSJ meses atrás, también le fue impuesta una multa por 240,000 bolívares, unos US$75. 

Según la Constitución venezolana, la Asamblea Nacional debe primero autorizar al TSJ para que sea detenido y enjuiciado algunos de sus miembros, a menos, como es el caso según Moreno, que sea agarrado en flagrancia.

La crisis energética afecta el suministro de agua potable en Caracas, las filas para conseguir el líquido son las mismas para chavistas y opositores. AFP/END

A pesar de esa excepción, Moreno ordenó remitir copia de la sentencia al presidente de la ANC, Diosdado Cabello, para que le sea allanada la inmunidad a Guaidó. 

La ANC no es reconocida por el Parlamento, la oposición venezolana y gran parte de la comunidad internacional, al considerar que no es un órgano democráticamente electo.

Guaidó respondió a esta nueva medida en su contra durante un encuentro con sus seguidores en Caracas. Aseguró que no habría ningún retiro de su fuero parlamentario y catalogó a los magistrados de cobardes.

“No hay ningún tipo de allanamiento porque ni siquiera lo decretaron ellos (…), ni siquiera tuvieron el valor de hacerlo ellos, rebotaron la pelotica a la Constituyente”, destacó el líder opositor

“No tengan duda de que me quieren ver preso, claro que lo quieren hacer, no tengan dudas. Pero no hay preocupación”, agregó.

Durante este mismo acto, sujetos no identificados lanzaron una bomba lacrimógena y se escucharon sonidos de armas.

Según la diputada Delsa Solórzano, una de las primeras en reaccionar, la inmunidad parlamentaria “es una institución creada para proteger al pueblo en su elección y garantizar que su diputado pueda realizar la labor para la que fue electo”, explicó en su cuenta de Twitter.

La legisladora indicó que el Parlamento es el único órgano que puede calificar a sus miembros, por lo que esta sentencia del TSJ es nula “de nulidad absoluta por provenir de una autoridad usurpada” y no se podría considerar allanada la inmunidad del líder opositor.

Guaidó ya había sido inhabilitado por la Contraloría del país el pasado jueves para poder ejercer cargos públicos por 15 años por “ocultar o falsear” datos de la declaración jurada sobre su patrimonio, así como por recibir dinero de organismos internacionales y nacionales “sin justificar”. 

El presidente interino también desestimó esta medida.