•   Jerusalén  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con el mismo orgullo de siempre y su rutilante estilo, el primer ministro Benjamin Netanyahu libra una nueva batalla electoral decisiva, haciendo gala de la fortaleza y el carisma que le han permitido superar hasta ahora las situaciones más difíciles.

Netanyahu, 69 años de los cuales 13 al frente del gobierno, espera lograr en las elecciones del 9 de abril un quinto mandato de primer ministro, lo que le permitiría a mediados de julio batir el récord de longevidad en el poder de David Ben Gurión.

 Lea: Netanyahu agradece a Trump por reconocimiento sobre Altos del Golán

Sus éxitos diplomáticos, su imagen de mejor garante de la seguridad de un país enfrentado a múltiples amenazas y el crecimiento económico dejaron durante muchos años poco espacio a sus rivales.

Sin embargo, este año los sondeos prevén una elección reñida frente al general Benny Gantz, exjefe de estado mayor, líder de una lista de centroderecha, que le reprocha su "adicción a los placeres del poder".

Netanyahu fue el primer ministro más joven de la historia de Israel. Foto: AFP/END

Además, los electores saben que Netanyahu, gane o pierda, será probablemente imputado por corrupción.

Adorado u odiado, "Bibi", como lo llaman todos los israelíes, ha demostrado a lo largo de su carrera política su formidable capacidad para enfrentar las situaciones adversas.

 De interés: Netanyahu explota imágenes junto a Trump para campaña electoral

- Precoz y duradero -

Netanyahu fue el primer ministro más joven de la historia de Israel, cuando dirigió el gobierno por primera vez entre 1996 y 1999.

En 2009 volvió al cargo de primer ministro, tras haber ocupado varios puestos ministeriales en los gobiernos de Ariel Sharon.

Netanyahu fue el primer ministro más joven de la historia de Israel. Foto: AFP/END

Esta permanencia en el poder causa admiración más allá de simpatías o antipatías.

"Cuando pierda Bibi, habrá momentos en que Israel lamentará no tener un líder de estatura internacional, reconocido por todo el mundo, al cual -guste o no guste- todo presten atención cuando toma la palabra", escribió recientemente el diario Haaretz, que no oculta su hostilidad hacia Netanyahu.

 Además: Netanyahu agradece un año de reconocimiento de Jerusalén como capital israelí

Nieto de rabino, hijo de un historiador ultrasionista, Netanyahu nació el 21 de octubre de 1949 en Tel Aviv.

Netanyahu pasó parte de su infancia en Estados Unidos y estudió en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT).

Netanyahu fue el primer ministro más joven de la historia de Israel. Foto: AFP/END

A su regreso a Israel, sirvió cinco años en una unidad de las fuerzas especiales israelíes, resultando herido en 1972 una operación de rescate de rehenes en un avión desviado por palestinos.

Netanyahu evoca a menudo la muerte de su hermano Yoni en la operación israelí para rescatar rehenes de otro vuelo en aeropuerto de Entebbe, Uganda.

 También: Netanyahu y vicepresidente chino impulsan la innovación conjunta en Jerusalén

A comienzos de los años ochenta comenzó su carrera política bajo el padrinazgo de Moshe Arens del partido Likud (derecha), que lo nombra en la embajada israelí en Estados Unidos y luego embajador ante la ONU.

En 1988 es electo diputado por primera vez y en 1996 accede al cargo de primer ministro.

Netanyahu fue el primer ministro más joven de la historia de Israel. Foto: AFP/END

En los últimos años, Netanyahu designó a Irán como el nuevo "Amalek", el enemigo mortal, de Israel, lo que le permitió desarrollar nuevas relaciones con los países árabes, en particular Arabia Saudita.

Se atribuye además el acceso de Israel al estatuto de potencia tecnológica mundial que sirve de "modelo para el resto del mundo".

 Lea más: Jerusalén, capital del mundo en Semana Santa

La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos le dio un nuevo impulso a las ambiciones de Netanyahu que en la campaña exhibe como trofeos personales el traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén y el reconocimiento de la anexión del Golán.

Sus adversarios los acusan de ser un autócrata, ávido de poder, amigo de la mentira, que nunca quiso la paz con los palestinos y cuyo discurso antiárabe socava los fundamentos de la democracia israelí.

Netanyahu fue el primer ministro más joven de la historia de Israel. Foto: AFP/END

Los israelíes deben elegir el 9 de abril entre un hombre que "habla inglés con acento de Boston, maquillado, que viste lujosos trajes", jefe de un sistema "adicto a los placeres del poder, de la corrupción y el hedonismo" y un gobierno "aunténtico, con capacidad de escucha", advierte Benny Gantz, su principal adversario.

"Sólo los fuertes sobreviven", afirma por su parte Netanyahu. "Quiero que un día se acuerden de mi como el protector de Israel, eso me alcanza", afirma.