• Washington D.C, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Senadores demócratas y republicanos presentaron el miércoles en el Congreso de Estados Unidos el proyecto de ley VERDAD para ayudar a "restablecer la democracia" y atender la "creciente crisis humanitaria" en Venezuela.

La iniciativa es impulsada por el legislador demócrata por Nueva Jersey Bob Menéndez, el miembro de más alto rango en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y por el republicano Marco Rubio (Florida), considerado uno de los artífices de la estrategia del gobierno de Donald Trump para sacar del poder al mandatario venezolano Nicolás Maduro.

VERDAD, siglas en inglés de 'Venezuela Emergency Relief, Democracy Assistance and Development Act', incrementa la asistencia humanitaria, aumenta las medidas contra la "cleptocracia", apoya los esfuerzos del líder opositor Juan Guaidó para "restablecer la democracia", y acelera la planificación de las instituciones financieras para reconstruir el país en la era post-Maduro, según un comunicado.

Estados Unidos y más de 50 países impulsan la salida de Maduro, cuya reelección consideran fraudulenta, y reconocen como presidente interino al autoproclamado Guaidó, quien en su condición de jefe parlamentario invocó el 23 de enero la Constitución con miras a encabezar un gobierno de transición y organizar nuevas elecciones.

"La Ley VERDAD le da a la administración Trump las herramientas diplomáticas necesarias para ir más allá de las promesas presidenciales", dijo Menéndez, en alusión al reiterado compromiso de la Casa Blanca de respaldar a la oposición para "terminar con la pesadilla" de Maduro.

Rubio destacó que la legislación envía "un claro mensaje bipartidista" de parte de Estados Unidos.

El proyecto de ley eleva a 400 millones de dólares la ayuda humanitaria para Venezuela y autoriza la remoción de medidas punitivas estadounidenses a funcionarios sancionados que no estén involucrados en violaciones a los derechos humanos y reconozcan a Guaidó, entre otras medidas.