• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un grupo bipartidista de senadores de Estados Unidos presentó este miércoles un proyecto de ley que pretende elevar hasta los US$400 millones la ayuda humanitaria a Venezuela, que ha recibido en asistencia unos US$76 millones del Gobierno estadounidense hasta el momento.

“El objetivo principal es apoyar a (Juan) Guaidó y sus esfuerzos para restaurar la democracia en Venezuela. Esta es una propuesta integral, desde ayuda humanitaria hasta sanciones”, dijo el senador demócrata Bob Menéndez, en una rueda de prensa telefónica.

En caso de que la propuesta de ley liderada por Menéndez y su colega republicano, Marco Rubio, sea aprobada en el Senado, EE. UU. aumentará su asistencia hasta los US$400 millones siempre que la Cámara de Representantes y el presidente estadounidense, Donald Trump, lo autoricen.

“Esta legislación ofrecerá ayuda humanitaria y la asistencia necesaria a largo plazo en la restauración del orden democrático en Venezuela”, apuntó al respecto Rubio en un comunicado conjunto.

Por su parte, Menéndez argumentó que la propuesta otorga a la Administración de Trump “las herramientas diplomáticas necesarias para ir más allá de promesas y establecer una estrategia robusta y pacífica que le permita proteger los derechos humanos y la democracia de Venezuela”.

El proyecto de ley, conocido como “Emergency Relief, Democracy Assistance and Development Act” (VERDAD, en sus siglas en inglés) también reconoce y apoya los esfuerzos de Guaidó para restablecer la democracia y acelera la planificación de instituciones financieras para la reconstrucción del país después de la hipotética salida del presidente, Nicolás Maduro.

Asimismo, la propuesta de ley establece acciones en contra del círculo de Maduro, como la prohibición de otorgar visados a los familiares de los individuos sancionados por el Gobierno estadounidense.

Juan Guaidó. Archivo/END

La medida bipartidista, que cuenta con el apoyo de 14 senadores, autoriza también a levantar sanciones para funcionarios ya sancionados “que no estén envueltos en violaciones a los derechos humanos y reconozcan a Guaidó”.

Otros de los puntos de la propuesta presentada el miércoles requiere que el Departamento de Estado estadounidense trabaje conjuntamente con gobiernos de América Latina y Europa para que estos países implementen sus propias sanciones.

Ayuda en Curazao

Estados Unidos posicionó este martes otro lote de ayuda humanitaria para Venezuela en la isla de Curazao, como parte de su intento de llevar asistencia al país sudamericano.

El anuncio lo hizo el Departamento de Estado en un comunicado, donde asegura que está destinada al pueblo venezolano que “continúa sufriendo por la corrupción y la mala gestión económica del exrégimen de (Nicolás) Maduro”.

Detallaron que el envío fue posible con el apoyo de los Países Bajos y el Gobierno de Curazao.

Similar a la ayuda almacenada en Cúcuta, Colombia, estos nuevos paquetes contienen cuatro kits de asistencia médica de emergencia, con medicinas y suministros médicos como como vendas, gaza, guantes de látex, termómetros y jeringas.

“Los cuatro kits de 1,200 libras, que puede cubrir la necesidades médicas de 40,000 personas por tres meses, ayudará abordar la escasez de suministros básicos de emergencias en los hospitales venezolanos y centros médicos”, asegura el comunicado.

El texto también detalla que EE. UU. ya ha posicionado en Colombia y Brasil unas 540 toneladas métricas de ayuda humanitaria para los venezolanos dentro del país y, desde el año fiscal 2017 ha donado unos US$195 millones para ayudar a los países en la región que reciben a los migrantes venezolanos. La subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, hizo eco de la noticia en su cuenta de Twitter, asegurado que el presidente interino del país, Juan Guaidó, y la Asamblea Nacional trabajan “para solucionar necesidades de su pueblo”.