• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • Edición Web

El viceministro de Relaciones Exteriores del gobierno en disputa deVenezuela, Iván Gil, no descartó que más personal militar ruso pueda llegar a su país en virtud de los acuerdos pactados con Rusia, informó el jueves la agencia de noticiasReuters, citando al medio rusoInterfax.

Gil también dijo que las fuerzas rusas permanecerán en Venezuela el tiempo que sea necesario y que no hay un período establecido para su permanencia.

"El grupo de especialistas militares está (en Venezuela) en el contexto de nuestros acuerdos y contratos de cooperación técnico-militar", dijo Gil a Interfax.

El Kremlin ha dicho previamente que especialistas militares rusos se encuentran enVenezuelapara cumplir con los contratos preexistentes para el suministro de armas rusas.

Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela. Archivo/END

El representante especial de Estados Unidos paraVenezueladijo la semana pasada que el secretario de Estado Mike Pompeo tiene una lista de opciones, incluidas nuevas sanciones, para responder a la presencia de tropas rusas en Venezuela.

España habla sobre Guaidó

El ministro de Asuntos exteriores de España, Josep Borrell, exigió al gobierno en disputa de Nicolás Maduro que respete al presidente encargado, Juan Guaidó, en otra señal del compromiso de Europa de respaldar una eventual transición en Venezuela.

"Hemos dicho de todas las maneras posibles que exigimos al señor Maduro y a su gobierno que respete la integridad física y la capacidad política del señor Guaidó y esperemos que no se llegue a la situación que usted describe que sin duda sería una línea roja que condenaríamos enérgicamente", declaró Borrell a medios el miércoles.

Este jueves los gobiernos de la Unión Europea condenaron también la medida tomada por la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, que está bajo las órdenes de Maduro, que retiró la inmunidad parlamentaria y da luz verde desde el pasado martes a un eventual juicio contra Guaidó.

España contra intervención militar en Venezuela

El canciller español se refirió también en un encuentro con medios el miércoles a la crisis económica en Venezuela y a la oleada de personas saliendo del país hacia Colombia en busca de alimentos y medicamentos y dijo que es una situación "dramática" que sigue empeorando.

Las dificultades del sistema eléctrico que afecta el acceso al agua potable, fue otro de los temas abordados por Borrell con la prensa.

"Levantar la economía venezolana será una tarea ardua", dijo.

Explicó que "hay muchos planes" para llegar al día en que sea posible la transición y se refirió al desafío que representa:"El problema es cómo llegar a este día (...) evitando una situación de conflicto abierto o de golpes militares o de intervenciones militares en Venezuela", aclaró Borrell.

Nicolás Maduro, el heredero de Hugo Chávez en el Ejecutivo de Venezuela. Archivo/END

También reiteró la posición de su gobierno acerca de cómo propiciar "un cambio democrático en Venezuela:"He dicho que España no está a favor de que se produzca una intervención militar".