•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Fechas clave entre Estados Unidos e Irán desde 1979, luego de que el lunes Washington incluyera al cuerpo militar de élite de Teherán en su lista de organizaciones terroristas. Como respuesta, Irán calificó a EEUU como un "país que patrocina el terrorismo".

Ruptura

El 4 de noviembre de 1979, estudiantes radicales que exigían la extradición de el shah Mohammad Reza Pahlavi, tomaron como rehenes a 52 diplomáticos y empleados de la embajada estadounidense. La toma ocurre siete meses después de la creación de la República Islámica.

Los rehenes fueron retenidos durante 444 días en una crisis que llevó a que Estados Unidos tomara las primeras sanciones económicas contra el país.

El 7 de abril de 1980, Washington rompe relaciones diplomáticas con Irán e impone restricciones al comercio y los viajes, 10 meses antes de la liberación de los últimos rehenes.

El 4 de noviembre de 1986, el escándalo Irán-Contra se hizo público, revelando un acuerdo secreto en el que Estados Unidos le vendió armas a Teherán con la esperanza de ayudar a liberar a los rebeldes estadounidenses en el Líbano, beneficiando al movimiento Contra nicaragüense, contrario a la revolución sandinista. 

El 3 de julio de 1988, un misil de crucero guiado de Estados Unidos derribó un Airbus de Irán sobre el Golfo y provocó 290 muertes, en lo que Washington consideró un error.

"Eje del mal"

El 30 de abril, el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, impone una prohibición completa del comercio y la inversión con Irán por su programa para desarrollar armas nucleares. Las sanciones son posteriormente ampliadas.

El 29 de enero de 2002, el presidente George W. Bush incluye a Irán en su lista de países en el "eje del mal" que apoyan el terrorismo.

El 8 de agosto de 2005, el nuevo presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, inicia un nuevo impulso para el enriquecimiento de uranio.

Indicios de reconciliación

El 6 de noviembre de 2008, Ahmadinejad felicita al entonces presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, por su victoria.

El 20 de marzo del años siguiente, Obama asegura que "le gustaría hablar directamente con el pueblo y los líderes de la República Islámica de Irán".

Pero en junio, Obama condena la violenta represión de las manifestaciones iraníes y asegura que cree que la legitimidad de la reelección de Ahmadinejad plantea serios interrogantes.

Una mujer camina junto a un mural en Teherán (Irán), este lunes. El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció este lunes su decisión de catalogar como grupo terrorista a la Guardia Revolucionaria iraní, en la primera vez que Washington toma esa drástica medida contra los militares de otro país.

El 15 de junio de 2013, Estados Unidos dice que está listo para trabajar directamente con el nuevo presidente iraní, Hassan Rouhani, y el 15 de septiembre, Obama revela que ha intercambiado cartas con él.

El 27 de septiembre, Obama y Rouhani hablan por teléfono en una histórica primera comunicación directa entre los líderes de las dos naciones desde 1979.

Acuerdo nuclear histórico

El 14 de julio de 2015, se alcanzó un acuerdo con las potencias mundiales sobre el programa nuclear de Irán, poniendo fin a 12 años de crisis y tras 21 meses de negociaciones.

El acuerdo le da a Teherán un alivio de las severas sanciones económicas a cambio de limitar su programa nuclear.

Trump termina con el trato

En enero de 2017, el recién electo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohíbe por decreto la inmigración de siete países musulmanes, incluido Irán.

Dos días después, Irán realiza una prueba de misiles balísticos, en violación de una resolución de la ONU.

Washington se retira del histórico pacto nuclear con Irán el 8 de mayo de 2018, restableciendo las sanciones de Washington a Irán y a las empresas vinculadas a la república islámica.

El 7 de marzo de 2019, Estados Unidos acusa a Irán de realizar tres lanzamientos relacionados con misiles en desafío a las resoluciones de la ONU e insta al Consejo de Seguridad a "restablecer las restricciones internacionales más duras" contra Teherán. 

Acusaciones de "terrorismo"

El 8 de abril, Estados Unidos incluyó oficialmente el cuerpo militar de élite de Irán, los Guardianes de la Revolución Islámica, en su lista de organizaciones "terroristas" extranjeras, intensificando los intentos de socavar al gobierno iraní.

En respuesta, Irán declara a Estados Unidos un "país que patrocina el terrorismo" y a sus fuerzas en la región los califica de "grupos terroristas".