•  |
  •  |
  • AFP

La iglesia católica de El Salvador pidió hoy al presidente electo, el izquierdista Mauricio Funes, que asume su cargo mañana, medidas "creativas" para enfrentar la violencia y la precaria economía del país. "Queremos que sea un gobierno de unidad, un gobierno que pueda construir la paz sin violencia, con un país en donde las leyes sean justas y favorezcan el bien común y que tenga un equipo de especialistas que pueda llevar adelante al país por mejores senderos aún en medio de una crisis económica", expresó en una rueda de prensa el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

El presidente electo Funes asumirá mañana como mandatario de la nación para los próximos cinco años, poniendo fin a 20 años de gobiernos de derecha. El prelado católico salvadoreño recordó que "no funcionó" la política represiva de "mano dura" que impulsaron los dos últimos gobiernos de derecha en contra de la violencia, pues lejos de combatir y hacer mermar el problema hizo que "se generara más violencia". La ola de violencia delincuencial deja un promedio de 12 muertes a diario e innumerables asaltos a mano armada en plena vía pública o en el transporte colectivo. En tanto, el nuevo mandatario recibirá el país con unas maltrechas finanzas y una caída del PIB del 1%, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Funes tiene casi listo su gabinete
El izquierdista Mauricio Funes prácticamente ha concluido la formación de gobierno, entre los que destacan dos de sus hombres de confianza: Alexander Segovia como su jefe de gabinete y Francis Hato Hasbún como secretario de asuntos estratégicos. Entre los ministros figuran, en su mayoría, profesionales que no pertenecen a la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, partido que lo llevó a la presidencia en las elecciones del pasado 15 de marzo.

Funes había adelantado la última semana que en el ministerio de Hacienda le acompañará Carlos Cáceres, un ex directivo de la Asociación Bancaria Salvadoreña, mientras que al frente de Economía pondrá Héctor Dada, un doctor en economía y ex canciller del país. Al frente del ministerio de Agricultura, Funes ha nombrado a Manuel Sevilla, ex jefe del programa de gobernabilidad democrática del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien posee un doctorado en finanzas públicas.

También está confirmado en Obras Públicas, Gerson Martínez, un ex comandante rebelde y diputado de la Asamblea Legislativa; en el Banco Central de Reserva (BCR) fue nombrado Carlos Acevedo, un doctor en economía que ha coordinado investigaciones del PNUD y ha sido consultor del Banco Mundial. Ayer, se conoció oficialmente que el ex diputado y ex dirigente sindical Humberto Centeno será el nuevo ministro de Gobernación y su viceministro será Ernesto Zelayandía, uno de los fundadores del FMLN. Zelayandía declaró que el nuevo equipo espera "modernizar" el ministerio de Gobernación.

La prensa local aseguró ayer que el secretario privado del primer presidente de izquierda de la historia salvadoreña, será Francisco Cáceres; la ex magistrada de la Corte de Justicia Victoria Avilés estará al frente de la cartera de Trabajo, la ex rectora de la Universidad Nacional María Isabel Rodríguez en Salud, y el vicepresidente Salvador Sánchez Cerén también ocupará el ministerio de Educación. En otros cargos para instituciones relevantes como el Fondo Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), Funes ha nombrado al ex alcalde de San Salvador, Héctor Silva (socialdemócrata), y al frente de la Policía Nacional Civil se perfila el comisionado Carlos Ascencio.