• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvo este miércoles que la investigación de la llamada trama rusa, liderada por el fiscal especial Robert Mueller, fue un intento de golpe de Estado y se mostró a favor de que el Departamento de Justicia inicie una pesquisa al respecto.

"Era una investigación ilegal, que comenzó de manera ilegal; todo en ella era corrupto. Fue un intento de golpe y los vencimos", declaró Trump este miércoles poco antes de partir rumbo a Texas, donde tiene previsto participar en varios actos.

Lea: Sondeo revela que el 56% de la población acusa a Donald Trump de dañar la relación racial en Estados Unidos

El mandatario sostuvo que, a pesar de que la investigación fue llevada a cabo por gente que "realmente" lo odia, la pesquisa no ha hallado pruebas de que su equipo de campaña conspirara con el Kremlin para proclamarse vencedor en las elecciones de 2016 ni de que él mismo cometiera un delito de obstrucción a la Justicia.

"Lo que han hecho fue una traición, lo que hicieron fue terrible, lo que hicieron fue contrario a la Constitución y a todo aquello en lo que creemos", afirmó el presidente.

Trump reiteró que no ha leído el informe y aseguró no tener interés en hacerlo, ya que, dijo, tiene otros muchos temas de los que ocuparse.

De interés: Trump sube el tono y amenaza con nuevos aranceles a productos europeos

"Por lo que a mí respecta, no me importa el informe de Mueller, he sido plenamente exonerado. Ni conspiración, ni obstrucción. Tengo que encargarme de China, de Corea del Norte, de Venezuela y de todos los problemas en este mundo", justificó.

Tras cerca de dos años de trabajo, el pasado 22 de marzo, Mueller entregó las conclusiones de la investigación al fiscal general de EE.UU., William Barr.

Dos días más tarde, Barr envió una carta al Congreso en la que indicaba que "si bien este informe concluye que el presidente no cometió un delito, tampoco lo exonera".

Además: Donald Trump asegura que no contempla volver a separar a familias inmigrantes en la frontera

La oposición ha insistido en la necesidad de que se haga público el resultado de la investigación en su totalidad, algo a lo que el fiscal general se ha opuesto alegando que es necesario editarla para evitar que salga a la luz información clasificada.

Barr no ha descartado tampoco la posibilidad de abrir una pesquisa interna sobre la propia investigación, una opción que contaría con el beneplácito de la Casa Blanca, señaló el propio Trump este miércoles.

"Lo que me interesaría es volver atrás, al origen exacto de dónde comenzó todo", apuntó el mandatario, poco después de criticar la pérdida de tiempo y de dinero que desde su punto de vista ha supuesto la que ha vuelto a calificar de "caza de brujas ilegal".