•  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, expresó hoy estar "optimista" por que se pueda alcanzar un acuerdo en torno a Cuba durante la asamblea anual del organismo, el martes y miércoles en la ciudad hondureña de San Pedro Sula. "Soy optimista, siempre espero que se pueda llegar a un acuerdo, a una solución", manifestó Insulza en rueda de prensa.

Insulza reconoció "desacuerdos" entre los 34 países miembros de la Organización de Estados Americanos, OEA, la mayor parte de los cuales quiere que Cuba sea readmitida en el organismo, mientras que otros, como Estados Unidos, pide apertura democrática de La Habana antes de que eso ocurra. "Falta bastante negociacion previa, vamos a seguir trabajando", manifestó el secretario general, al recordar que siguen llegando a San Pedro Sula, 240 kilómetros al norte de Tegucigalpa, los delegados de los diferentes países, quienes entablarán conversaciones.

Insulza admitió que es posible una decisión en la OEA con la votación a favor de dos tercios de los miembros. Pero "se va a buscar un consenso final y de qué manera se lidia con los desacuerdos", subrayó. El funcionario hizo votos porque se supere el tema de Cuba para "que la asamblea se pueda concentrar en lo suyo, que es el tema de la no violencia". El secretario general ha calificado de "anacrónica" la resolución de 1962 que apartó a Cuba de la OEA, documento que varios países han propuesto revocar durante la 39 Asamblea General en Honduras. El gobierno de Cuba, por su parte, ha rechazado la posibilidad de retornar a la OEA, a la que considera un organismo subordinado a Estados Unidos.