• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente Nicolás Maduro anunció este miércoles un acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para que Venezuela reciba "ayuda humanitaria".

El gobierno y el CICR acordaron "trabajar conjuntamente con los organismos de la ONU para traer a Venezuela toda la ayuda de carácter humanitario que pueda traerse", dijo el mandatario en cadena de radio y televisión.

Maduro, quien niega que el país sufra una crisis humanitaria, dijo que la cooperación debe gestionarse "sin politiquería, sin politización farsante y por los caminos de la legalidad y el respeto".

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino, emprendió en enero una campaña para ingresar donaciones de Estados Unidos en alimentos y medicinas a través de las fronteras con Colombia, Brasil y Curazao.

Sus gestiones fracasaron y varios camiones y embarcaciones con el material quedaron aparcados en los países vecinos.

La Fuerza Armada impidió el ingreso de los cargamentos, por orden de Maduro, que denunció el operativo como una puerta a la intervención de Estados Unidos.

Venezuela recibe desde hace mucho tiempo "diversas expresiones de solidaridad, de apoyo, de ayuda humanitaria" de India, China, Rusia y Turquía, aseguró Maduro.

Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela. EFE/END

Estos tres últimos países son aliados del gobierno venezolano en la batalla por el poder con Guaidó.

Según la ONU, casi un cuarto de los 30 millones de venezolanos necesita ayuda "urgente". Un informe del organismo reveló que unos 3,7 millones sufren de malnutrición y que al menos 22% de los menores de cinco años tienen desnutrición crónica.

Los parámetros de la ayuda se plasmarán en un documento que "esta negociando" el canciller Jorge Arreaza, añadió Maduro, quien el martes se reunió en Caracas con el presidente del CICR, Peter Maurer.

Jorge Arreaza, canciller venezolano. Archivo/END

Venezuela atraviesa la mayor crisis de su historia moderna, con desabastecimiento de insumos médicos y alimentos, en medio de una hiperinflación proyectada de 10.000.000% para este año.

La Federación Internacional de la Cruz Roja había anunciado el pasado 29 de marzo que a mediados de abril iniciará la distribución, en una primera fase, de ayuda para unas 650.000 personas en el país.

La operación será "similar" a la que lleva a cabo en Siria, señaló entonces Francesco Rocca, presidente de ese organismo, respecto a la envergadura de la asistencia.