•   Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Francia votará el lunes en Bruselas contra la apertura de negociaciones comerciales entre la Unión Europea y Estados Unidos, anunció el Elíseo, distanciándose del resto de los Estados miembros que aprobaron el principio el jueves.

"Francia será posiblemente el único en votar en contra", añadió la presidencia francesa, recordando la negativa del presidente Emmanuel Macron de llegar a acuerdos comerciales con un país no signatario del Acuerdo de París contra el cambio climático.

Francia tenía que notificar su posición este jueves al Consejo Europeo, antes de la votación del lunes, que se hará por mayoría cualificada, "con lo que es probable" que se adopte la apertura de negociaciones, precisó Francia.

"Pero para Francia no sería comprensible abrir negociaciones porque no estamos al nivel de las exigencias medioambientales. Uno de los grandes compromisos europeos del presidente de la República es colocar el clima en el centro de su gestión", añadió el Elíseo.

Emmanuel Macron, presidente de Francia. AFP/END

Alemania y los países nórdicos son muy partidarios de estas negociaciones sobre los derechos aduaneros de los intercambios de bienes industriales, según la presidencia. Y si bien países como España y Bélgica expresaron inquietudes en el plano medioambiental, no se opusieron.

Francia votará el lunes en Bruselas contra la apertura de negociaciones comerciales entre la Unión Europea y Estados Unidos, anunció el Elíseo, distanciándose del resto de los Estados miembros que aprobaron el principio el jueves.

"Francia será posiblemente el único en votar en contra", añadió la presidencia francesa, recordando la negativa del presidente Emmanuel Macron de llegar a acuerdos comerciales con un país no signatario del Acuerdo de París contra el cambio climático.

Francia tenía que notificar su posición este jueves al Consejo Europeo, antes de la votación del lunes, que se hará por mayoría cualificada, "con lo que es probable" que se adopte la apertura de negociaciones, precisó Francia.

"Pero para Francia no sería comprensible abrir negociaciones porque no estamos al nivel de las exigencias medioambientales. Uno de los grandes compromisos europeos del presidente de la República es colocar el clima en el centro de su gestión", añadió el Elíseo.

Alemania y los países nórdicos son muy partidarios de estas negociaciones sobre los derechos aduaneros de los intercambios de bienes industriales, según la presidencia. Y si bien países como España y Bélgica expresaron inquietudes en el plano medioambiental, no se opusieron.