•   Asunción, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Miles de personas se concentraron este jueves en el centro de Montevideo para reclamar justicia por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura en Uruguay (1973-1985) y respaldar el cese de generales decidido por el gobierno.

La convocatoria impulsada por organizaciones sindicales y de familiares de víctimas de la dictadura, tuvo lugar luego de que se conocieran revelaciones de exmilitares ante un tribunal de honor castrense, en el marco del cual admitieron, entre otros hechos, haber arrojado al río el cuerpo de un militante del guerrillero Movimiento de Liberación Nacional (MLN-Tupamaros) poco antes del golpe de Estado de 1973.

En una proclama, los manifestantes, reunidos detrás de familiares de desaparecidos durante el período de facto, pidieron "cortar con la impunidad de los crímenes de lesa humanidad" en Uruguay.

La convocatoria, "en apoyo a la institucionalidad democrática que los generales (que integraron los tribunales de honor militares) despreciaron", respaldó las "medidas drásticas" adoptadas por el presidente Tabaré Vázquez, que destituyó a ministro y viceministro de Defensa, y al recién nombrado comandante en jefe del Ejército por no enviar a la Justicia las confesiones de los ex miembros de esa fuerza.

La proclama subrayó, no obstante, que las medidas de Vázquez eran "largamente esperadas", y sostuvo que existe un "visible desborde de las Fuerzas Armadas".

La confesión del exmilitar José Gavazzo, preso por 28 homicidios, fue publicada por el diario El Observador a comienzos de mes, y generó un escándalo de proporciones en Uruguay.

El gobierno del Frente Amplio (izquierda) quedó en falso tras la publicación, ya que Vázquez había homologado (avalado) los fallos del tribunal de honor militar y no informó a la Justicia.

Vázquez pidió las renuncias de los titulares del Ministerio de Defensa, así como de la cúpula del Ejército y terminó por admitir que no había leído el expediente.

Cientos de personas participan en un marcha en defensa de la democracia este jueves, en Montevideo.

Este jueves, el exministro de Defensa Jorge Menéndez, a quien Vázquez pidió la renuncia cuando se encontraba de licencia por una grave enfermedad, murió. 

En su carta de dimisión publicada antes de su muerte, contradijo al gobierno al enfatizar que había dejado las actas del caso en poder de la Presidencia para que fuera al máximo nivel del Ejecutivo que se adoptara la decisión de avalar o no los fallos de la Justicia castrense.​

Los manifestantes respaldaron igualmente "la decisión del presidente ante las omisiones constatadas", y añadieron: "El clavo no está en si el presidente sabía o no sabía, si le dijo o no le dijo, ahí no hay que martillar".

En Uruguay se contabilizan casi 200 desaparecidos entre 1968 y 1985, según datos oficiales.