•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence defendió el viernes la desconcertante posición de Donald Trump sobre el arresto del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

Los repetidos elogios que Trump había hecho a WikiLeaks no representan "un respaldo", dijo Pence a CNN.

En general los republicano celebraron la captura de Assange, quien estuvo refugiado por casi siete años en la embajada de Ecuador en Londres, hasta que el jueves fue arrestado por la policía británica luego que Quito le quitara el asilo diplomático.

En su primera reacción, Trump dijo a los periodistas que "no sé nada sobre WikiLeaks. No es asunto mío".

"En realidad no sé nada de él", agregó respecto a Assange.

Esa reacción causó sorpresa porque durante su campaña presidencial en 2016 alabó y animó repetidamente a WikiLeaks, que seis años antes había causado un escándalo por la publicación de miles de documentos diplomáticos y secretos militares de Estados Unidos.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP/END

"Me encanta WikiLeaks", dijo en una ocasión, cuando la plataforma filtró correos electrónicos robados que perjudicaron a la campaña de su opositora Hillary Clinton, incluso a pesar de que WikiLeaks supuestamente estuvo trabajando en una cercana coordinación con la inteligencia Rusa.

Pence dijo a CNN que Trump simplemente respaldó la exposición de información durante la elección, no a la organización WikiLeaks en sí misma.

"Creo que el presidente siempre, al igual que tú y los medios, da la bienvenida a la información", dijo Pence. "Pero no fue una forma de respaldar a una organización que nosotros ahora entendemos estaba involucrada en diseminar información clasificada por los Estados Unidos de América", dijo.

Otros republicanos parecieron estar menos satisfechos con la posición de Trump sobre la situación de Assange, quien enfrenta un pedido de extradición de Estados Unidos.

"Hay que hablar con el presidente sobre sus comentarios", dijo el presidente del Comité de Inteligencia del Senado, Richard Burr.