•  |
  •  |
  • AFP

Un Airbus de Air France con 228 personas a bordo, la mayoría brasileños, que realizaba el trayecto entre Rio de Janeiro y París, desapareció hoy de las pantallas de radar cuando sobrevolaba el Atlántico, posiblemente tras ser fulminado por un rayo, según la hipótesis manejada por la aerolínea francesa. "Se trata probablemente de una catástrofe aérea. Toda la compañía piensa en los familiares, con los que comparte el dolor", expresó el director general de Air France, Pierre-Henri Gourgeon, en una rueda de prensa en el aeropuerto parisino de Roissy, donde tenía que haber aterrizado el avión. "Lo más probable es que el avión haya sido fulminado por un rayo", añadió François Brousse, director de comunicación de la compañía aérea francesa.

Brasil se volcó hoy a la búsqueda del avión que transportaba 80 brasileños, 73 franceses y 18 alemanes, además de nueve italianos, seis estadounidenses, cinco chinos, cuatro húngaros, dos españoles, dos británicos, dos marroquíes y dos irlandeses, informó hoy el gerente de Air France en Rio de Janeiro, Jorge Assunçao. La lista incluye también pasajeros individuales de Angola, Bélgica, Islandia, Noruega, Polonia, Rumania, Rusia, Eslovaquia, Suecia, Turquía, Filipinas y Suiza.

La Fuerza Aérea Brasileña envió dos aviones de búsqueda nocturna equipadas con aparatos electrónicos, radar e infrarrojos para intentar localizar los restos del vuelo 447, con el que se perdió contacto de madrugada. Estos aeroplanos son un Hércules C130, que intentará captar las frecuencias del localizador de emergencia de la aeronave, y un R99, un avión radar tipo awac brasileño de dotación en la Fuerza Aérea. Esa nave, construída sobre un birreactor ejecutivo Embraer 145, utiliza un radar de apertura sintética que, por un mecanismo de barrido, permite captar imágenes de la zona. "Si las condiciones climáticas lo permiten", también se hará una búsqueda con equipos infrarrojos que detectan la diferencia de temperatura entre cuerpos, explicó el coronel Jorge Amaral, subjefe de comunicación de la Aeronáutica brasileña.

Ocho aviones y helicópteros y tres barcos brasileños participaron hoy en el Atlántico ecuatorial, a 1.100 km de la costa, en las operaciones que procuran hallar el Airbus A330. El vuelo AF 447 hizo su último contacto por radio con el Centro de Control del Área Atlántica a las 22H33 locales (01H33 GMT), cuando estaba a 565 km de Natal, informó la Fuerza Aérea en una nota oficial. Una hora después, cuando los controladores de radar percibieron que el avión no informó del ingreso al espacio aéreo senegalés, Brasil activó los dispositivos de búsqueda.

El ministro de Defensa brasileño, Nelson Jobim, en viaje oficial a Namibia, garantizó en nota pública que "todas las providencias técnicas de búsqueda han sido iniciadas" y determinó que "las autoridades brasileñas actúen en la más estrecha coordinación con las francesas". También presentó su "solidaridad a los familiares de los pasajeros y tripulantes".

"El avión se encontraba en la zona de convergencia intertropical conocida por sus fuertes turbulencias y sus violentas tormentas. Los pilotos que cubren el trayecto entre Sudamérica y Europa o Sudáfrica y Europa lo saben", indicó en Francia Robert Galan, experto aeronáutico e investigador para los accidentes de avión.

En estado de conmoción, los primeros familiares de los pasajeros del avión comenzaron a llegar al aeropuerto internacional de Rio, punto de partida del vuelo, en busca de información. Las autoridades de la aviación civil se concentraron en ese aeropuerto, donde instalaron un gabinete de crisis para recibir a familiares y dar informaciones.

Tres funcionarios de la fabricante de neumáticos francesa Michelin (dos brasileños y uno francés) estaban en la aeronave. La desaparición del avión de Air France trajo a la memoria los peores accidentes de la historia aérea brasileña, ocurridos recientemente. El 17 de julio de 2007, un Airbus de la aerolínea TAM se estrelló contra un edificio en la metrópoli de Sao Paulo, provocando la muerte de 199 personas. Menos de diez meses antes, el 29 de septiembre de 2006, un Boeing 737 de la aerolínea Gol se desplomó en la selva amazónica provocando la muerte de 154 personas.

Accidentes de Air France    
La desaparición del Airbus A 330 sería la catástrofe aérea más grave de la aerolínea Air France. Estos son los principales accidentes sufridos por aviones de Air France:

3 agosto 2005: un Airbus A 340 de Air France que despegó en París, sale de la pista al aterrizar en Toronto (Ontario, centro de Canadá). El accidente deja 43 heridos.
25 de julio de 2000: un Concorde de Air France se incendia al despegar del aeropuerto parisino de Roissy y se estrella en Gonesse, cerca de París. Mueren 113 personas.
13 de septiembre de 1993: un Boeing 747-400 de Air France sale de la pista al aterrizar en Papeete (Tahití, Polinesia Francesa) y acaba en el lago, dejando tres heridos.
20 de enero de 1992: un Airbus A 320 de Air Inter, absorbida luego por Air France, se estrella en el monte Sainte-Odile (este de Francia), dejando 87 muertos.
26 de junio de 1998: un A 320 de Air France se estrella en Habsheim (este de Francia) durante un meeting aéreo. Mueren tres personas y 120 resultan heridas.
11 de septiembre de 1968: un Caravelle de Air France se estrella en Cap d'Antibes (sureste de Francia), dejando 95 muertos.
6 de marzo de 1962: un Boeing 707 de Air France falla explota en Villeneuve-le-Roi, en las afueras de París, dejando 130 muertos, tras despegar de Orly.