•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, a quien Corea del Norte exigió que se aparte de las conversaciones sobre su desarme nuclear, aseguró el viernes que "sigue encargado del equipo" de negociadores. 

"Nada ha cambiado, seguimos trabajando", dijo en una conferencia de prensa tras una reunión con los ministros japoneses de Asuntos Exteriores y Defensa.

Las negociaciones están en un callejón sin salida desde el fracaso de la segunda cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, en febrero en Hanói. 

El régimen de Pyongyang acusó el jueves a Pompeo de contribuir a un "mal" ambiente y de falta de "madurez" y pidió que dejara de participar en las negociaciones en caso de nuevas conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte. 

Si Pompeo sigue presente, "las conversaciones van a volver a enredarse", avisó un alto responsable de la diplomacia norcoreana, Kwon Jong Gun. 

El secretario de Estado, que visitó cuatro veces a la capital norcoreana, lleva un año en la primera línea del espectacular acercamiento entre los dos países enemigos. 

Donald Trump. Archivo/END

"El presidente Trump encabeza por supuesto el esfuerzo global, pero mi equipo", liderado por el emisario Stephen Biegun, "seguirá dirigiendo el esfuerzo estadounidense para obtener aquello a lo que se comprometió el presidente Kim", esto es, la desnuclearización completa de la península coreana, afirmó Pompeo. 

"Estoy convencido de seguimos teniendo una verdadera oportunidad de lograr este resultado, y nuestro equipo diplomático continuará dirigiendo ese esfuerzo", añadió.