•  |
  •  |
  • AFP

Mandatarios latinoamericanos, que hoy asistieron a la toma de posesión de Mauricio Funes como presidente de El Salvador, prometen darle su apoyo "en lo que sea necesario" para que pueda llevar adelante sus planes en el país. "Todo esto es una demostración de la madurez democrática en El Salvador. El presidente Funes ha hablado de todos los desafíos que tiene el país por delante y yo quiero decirle que tiene el apoyo de Chile para llevarlos adelante", dijo la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien asistió a los actos.

Bachelet añadió que la lucha contra la pobreza en El Salvador, que alcanza a un 36% de la población, la desigualdad y la crisis financiera internacional, son los elementos que a su juicio se plantean como los principales retos para la administración de Funes los próximos cinco años.

En tanto, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, indicó que el discurso de Funes durante su toma de poder es una muestra de "la madurez política y democrática" que ha alcanzado El Salvador. "Su discurso muestra la voluntad de renovar los esfuerzos por sacar adelante a un país tan sufrido, de hacer un cambio, de inaugurar un nuevo país que va en el curso de los líderes progresistas en América Latina", señaló Lugo también presente en la ceremonia. Por su parte, el mandatario ecuatoriano Rafael Correa indicó que ve "en él (Funes) a un gran líder que quiere lo mejor para su pueblo y tiene todo nuestro apoyo".

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, señaló: "Me ha parecido un discurso muy importante, con mucha madurez política y lo que le puedo desear es mucha suerte y que Colombia está ahí como nación amiga". Mientras, el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, uno de los más asediados por jóvenes que acudieron como invitados a los actos, expresó que desea "lo mejor para mi amigo Funes y vamos a estar con él.

Funes declaró: "Hemos planteado los desafíos que tenemos: luchar contra la pobreza, trabajar por generar más empleo, hacer mejor las cosas y espero que el pueblo salvadoreño me acompañe".