•  |
  •  |
  • AFP

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, aseguró hoy en San Salvador que su país trabaja en las tareas de rescate del avión de Air France, desaparecido en el Atlántico, con la "expectativa de que pueda haber sobrevivientes". "En verdad, todavía trabajamos con la expectativa de que pueda haber supervivientes", afirmó a un grupo de periodistas, pero reconoció que "de cualquier forma, tenemos indicio de que el avión no ha llegado a ninguna parte".

El mandatario indicó que ya han enviado dos aviones de la fuerza aérea al supuesto lugar donde se calcula desapareció el avión, y otros tres navíos de la marina, que deben arribar el martes por la mañana. "Está oscureciendo y va a ser muy difícil cualquier búsqueda de noche", se lamentó sin embargo.

El Airbus A330 de Air France con 228 personas a bordo, en su mayoría brasileños y franceses, que viajaba entre Rio de Janeiro y París, desapareció hoy cuando sobrevolaba el Atlántico, probablemente tras ser fulminado por un rayo, dejando escasas posibilidades de hallar sobrevivientes. "Sólo queda lamentar profundamente" el accidente del avión, que se "presume" cayó en alta mar, añadió Lula.

Intercambio de condolencias
Lula, que asistió hoy a la toma de posesión del nuevo presidente salvadoreño, Mauricio Funes, acababa de hablar con su homólogo fránces, Nicolás Sarkozy. "Hablé con Sarkozy y en el fondo fue un intercambio de condolencias porque hasta ahora no sabemos el dato concreto de lo que ocurrió, simplemente tenemos un informe del propio avión que tenía una avería eléctrica", declaró el presidente brasileño.

En declaraciones a la prensa, el jefe de Estado francés dijo que las posibilidades de hallar sobrevivientes "son escasas" y apuntó que no hay "ningún elemento preciso sobre lo ocurrido" que pueda explicar las causas de la desaparición del Airbus 330 de Air France. "Es una catástrofe como ninguna jamás vivida por la compañía Air France", destacó Sarkozy.

El presidente, que llegó poco después de las 17H00 (15H00 GMT) a la célula de crisis instalada en el aeropuerto Charles de Gaulle, se reunió con familiares de los desaparecidos. "Les he dicho la verdad, es decir que las perspectivas de encontrar sobrevivientes son muy escasas", añadió Sarkozy.

"El jefe del Estado francés también agradeció al presidente Lula por los esfuerzos de la fuerza aérea brasileña en la búsqueda del avión" y los "dos presidentes acordaron mantenerse regularmente informados de los progresos en las búsquedas", agregó un comunicado emitido por la presidencia del país europeo. Lula aseguró que proseguirá con su gira centroamericana que lo llevará también por Guatemala, adonde viajará esta misma tarde, y Costa Rica.