•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Fiscales estadounidenses buscan  una condena de 18 meses de prisión para una activista rusa a favor de las armas, que se declaró culpable de conspiración como agente ilegal, infiltrada secretamente en grupos conservadores estadounidenses en representación de su gobierno. 

Maria Butina, de 30 años, ha colaborado con los investigadores desde que asumió en diciembre haber actuado como una agente encubierta de Rusia. Su objetivo final era influir sobre la política exterior estadounidense.  

Esta joven es la primera rusa condenada en los varios casos derivados de la investigación sobre la interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016. 

Robert Mueller. Archivo/END

Pero aunque fue entrevistada por Robert Mueller, el fiscal especial a cargo de la causa rusa, su caso derivó de una operación anterior y fue manejado por el fiscal estadounidense para el Distrito de Columbia. 

En una presentación judicial el viernes, los fiscales indicaron que estaban reduciendo su recomendación de sentencia en seis meses "en base a la colaboración sustancial (de Butina) a la aplicación de la ley".

Pero sus abogados señalaron que Butina no debería pasar más que los nueve meses que ya ha estado detenida. Antes de su sentencia, prevista para el 26 de abril, su defensa dijo que la joven debería ser inmediatamente trasladada a Rusia. 

Donald Trump. Archivo/END

Butina había anticipado a principios de la última campaña presidencial que Donald Trump sería el próximo presidente de Estados Unidos, por lo que buscó formas de ganar influencia a través de grupos conservadores, con el objetivo final de influir en la política exterior de Estados Unidos.

Amante de las armas, logró infiltrarse en la Asociación Nacional del Rifle (NRA). Trabajando a veces con su entonces novio Paul Erickson, un agente republicano de larga data, organizó viajes a Moscú para los principales miembros de la NRA. 

Butina apoyó a Trump y se asoció con otros candidatos republicanos. Incluso, fue fotografiada con Donald Trump Jr., hijo mayor del presidente.

Mientras hacía un master en la American University en Washington, fue anfitriona en cenas de relacionamiento con influyentes, parte de una campaña para persuadir a los principales políticos a que adopten un enfoque de menor tensión con respecto a Rusia. 

Pero los fiscales finalmente dejaron de lado las acusaciones sensacionalistas de que Butina había intercambiado sexo por secretos. 

El Kremlin calificó las acusaciones contra Butina de "absolutamente infundadas". 

Se ha especulado que Rusia detuvo al exmarine estadounidense Paul Whelan, con miras a un eventual intercambio por Butina (aunque Moscú lo ha rechazado). Whelan, de 48 años, fue detenido en diciembre por el servicio de seguridad ruso FSB.

Aunque su familia dijo que Whelan estaba en Moscú para la boda de un amigo, y se refiere a su detención como un "secuestro", el FSB dijo que fue capturado por poseer un pen drive con información sensible. La familia dice que son fotos de sus vacaciones.