•   España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno español manifestó hoy su deseo de que "no se produzca un derramamiento de sangre" en los acontecimientos que se están registrando este martes en Venezuela e insistió en su respaldo a un "proceso pacífico democrático" en ese país.

"Apostamos por la celebración inmediata de elecciones para la elección de un nuevo presidente", afirmó la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, en rueda de prensa al término de una reunión del Consejo de Ministros.

La ministra enfatizó que "deseamos con todas nuestras fuerzas que no se produzca un derramamiento de sangre". 

Celaá resaltó que el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, "sigue de cerca todo lo que está ocurriendo en Venezuela, recibiendo continuamente información".

Sin embargo, la ministra no pudo precisar si Sánchez había mantenido hoy alguna comunicación con el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

Subrayó que, para el Gobierno español, Guaidó es "el representante que pensamos que está legitimado para llevar a cabo la transformación en Venezuela", por lo que no tiene "ni una duda" sobre la decisión de reconocerle como presidente encargado para convocar elecciones democráticas.

Juan Guaidó, jefe del Parlamento de Venezuela. EFE/END

Celaá destacó que las autoridades "han activado todos los cauces consulares de protección" de la colonia española en Venezuela, formada por algo más de 167.000 personas el pasado uno de enero.

Guaidó anunció hoy que "la familia militar de una vez dio el paso" para unirse a él y conseguir "el cese definitivo de la usurpación" que, según considera, Nicolás Maduro hace del Gobierno venezolano.

En cambio, el Ejecutivo de Maduro anunció que está "enfrentando y desactivando" un plan golpista, en alusión al pronunciamiento de Guaidó desde la base aérea militar de La Carlota.