•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Varios disparos al aire se escucharon este martes en las cercanías de la base aérea de La Carlota de Caracas, que fueron realizados por parte de militares que apoyan al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, y por aquellos que defienden al gobernante Nicolás Maduro, sin que se produjera un combate hasta el momento.

Cerca de la base aérea, donde se encuentra un grupo de uniformados que respaldan a Guaidó, los militares dispararon con su armamento, mientras que desde el interior de la instalación militar los efectivos que apoyan al presidente Nicolás Maduro dispararon y lanzaron gases lacrimógenos.

Caracas es este martes escenario de una compleja situación política, luego de que Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, anunciara que "la familia militar" dio el paso para unirse a él y conseguir "el cese definitivo de la usurpación" que considera hace Maduro de la Presidencia.

El líder opositor se encuentra en el distribuidor Altamira de la autopista Francisco Fajardo, cerca de la base de La Carlota, acompañado de un grupo de militares, diputados y el dirigente Leopoldo López, quien fue liberado por funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) que se unieron al levantamiento.

A la base aérea se dirigen centenares de venezolanos para exigir a los miembros de la FANB que todavía defienden a Maduro que se pongan "de lado de la Constitución" y demanden la salida del gobernante chavista al que tildan de dictador.

En respuesta a este llamado, el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, convocó a los simpatizantes del chavismo a acudir al palacio presidencial de Miraflores para "defender" la revolución bolivariana.

Por su parte, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, aseguró que los cuarteles del país están funcionando con "normalidad" y que la FANB "se mantiene firme en defensa de la Constitución Nacional y sus autoridades legítimas".