•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una quincena de autoridades de quince países de América debaten desde este martes en Lima posibles soluciones conjuntas para atender los desafíos en salud pública planteados por el masivo éxodo de venezolanos que llegan a sus territorios por la crisis económica y humanitaria de Venezuela.

Entre los países participantes en este encuentro estuvieron delegados de Brasil, Canadá, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana y Perú.

La sesión estuvo liderada por el secretario estadounidense de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, y fue inaugurada por el primer ministro de Perú, Salvador Del Solar, en compañía de la ministra peruana de Salud, Zulema Tomás. Azar señaló que en esta reunión Estados Unidos está "procupado por la crisis creada por el régimen de Nicolás Maduro y sus efectos en la salud pública".

"Esta crisis no solo amenaza al pueblo venezolano sino también la seguridad colectiva en salud y prosperidad. La ola de migrantes y refugiados están impactando en los países que están acogiendo a los venezolanos, y no solo a los más cercanos a Venezuela", comentó Azar.

El estadounidense advirtió que muchos venezolanos salen de su país por padecer enfermedades e infecciones que no pueden ser tratadas en su país por la falta de medicamentos, algunos de ellos con males como el virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH) y otros ya en su fase de sida, pero también cáncer e hipertensión.

Azar consideró "particularmente alarmante" el caso de enfermedades que estaban controladas o altamente eliminadas en otros países.

"Nuestro objetivo es identificar áreas específicas donde tenemos que trabajar juntos para brindar soluciones regionales. Hoy es un paso más en dar una respuesta conjunta en salud a la crisis provocada por el régimen de Maduro", apuntó Azar.

El secretario de Salud de Estados Unidos recordó que la ONU ya informó en febrero que son 3.4 millones de venezolanos los que han salido de su país en los últimos dos años y que la previsión es que lleguen a 5.3 millones para final de este año.

"Estados Unidos apoya enteramente al pueblo de Venezuela en su cruzada por la democracia y libertad. La democracia no puede ser derrotada", agregó.

Por su parte, Del Solar valoró la liberación del líder opositor venezolano Leopolodo López acontecida este martes en Caracas y deseó que Venezuela "siga avanzando en la recuperación de la democracia y de su estabilidad".

El primer ministro peruano, cuyo país acoge a más de 730,000 venezolanos, reconoció que las grandes migraciones como la de Venezuela "muchas veces traen enfermedades para las que necesariamente no estaban preparadas las regiones o ciudades que los acogen".

"Tenemos que trabajar entonces, más allá de una visión geopolítica y de comercio, en medidas preventivas de salud, educación, servicios y atención en general", apostilló Del Solar. "Somos un solo territorio, una sola gran patria de muchas lenguas y costumbres, como lo somos cada uno de nuestros países al interior de nuestros territorios", agregó.

Esta reunión de Lima prosigue a una primera realizada en noviembre pasado en Washington en el marco de la Organización Panamericana de la Salid (OPS).