•   RIO DE JANEIRO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno brasileño aseguró hoy que ya "no hay dudas" de que los restos hallados por la Fuerza Aérea flotando en el Atlántico pertenecen al avión de Air France desaparecido en la madrugada del domingo a lunes con 228 personas a bordo. En una conferencia de prensa, el ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, dijo que aviones de la Fuerza Aérea Brasileña detectaron hoy en alta mar "una franja de cinco kilómetros de restos de avión", y que ello "confirma que la aeronave cayó en ese sitio".

El ministro destacó que "tres navíos mercantes que están en la región y un navío patrulla de la Marina que llegará mañana, van a comenzar los trabajos para recoger esos restos que fueron avistados". Los navíos mercantes -dos de bandera holandesa y uno francés- fueron desviados de sus rutas para recuperar los restos, mientras que en Francia el ministerio de Transportes anunció la partida del buque francés de búsqueda y exploración submarina "Pourquoi pas", equipado con dos robots submarinos especializados en investigación a gran profundidad.

En caso de que sean hallados cuerpos, dijo Jobim, serán transportados por los barcos hasta un punto a 250 millas marinas del archipiélago de Fernando de Noronha, donde helicópteros completarán el recorrido. Desde ese archipiélago al continente serán usados aviones de la Fuerza Aérea, explicó. Las autoridades francesas y brasileñas admitieron que la posibilidad de encontrar sobrevivientes son prácticamente inexistentes.

Homenaje a las víctimas
Los 216 pasajeros del vuelo AF447 Rio-París pertenecían a 32 nacionalidades, entre ellos 72 franceses, 59 brasileños, 26 alemanes, dos españoles y un argentino. De los 12 tripulantes, 11 eran franceses y uno brasileño, según una nueva lista difundida por Air France. Diecinueve de los franceses que viajaban en el AF447 se habían ganado el viaje a Brasil en su empresa de equipos eléctricos, la francesa CGED. "No podemos hacer otra cosa más que llorar" y "apoyar a las familias", dijo el presidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva.

La compañía Air France, afectada por la peor catástrofe aérea desde el accidente de un Airbus A-300 de American Airlines en Nueva York en 2001 (265 muertos), anunció un oficio ecuménico de homenaje a las víctimas mañana en París, en la catedral Notre Dame, al que asistirá el presidente francés Nicolas Sarkozy.

Mal tiempo no fue "causa única" de la catástrofe
Las causas de la catástrofe, la primera de un Airbus A330 en línea comercial, seguían rodeadas hoy del máximo misterio, a falta de acceso a las cajas negras. Un responsable de Air France había aludido a la posibilidad de que el avión hubiese recibido un rayo al entrar en una zona meteorológica muy agitada. La Organización Meteorológica Mundial (OMM), en tanto, estimó que las condiciones meteorológicas pudieron contribuir a la catástrofe pero son "raramente la causa única" de este tipo de accidentes. "En general, se debe a una combinación de factores técnicos, meteorológicos y humanos", dijo el jefe de la división meteo-aeronáutica, Herbert Puempel.

La última señal automática enviada por el Airbus de Air France reportó un fallo en el sistema eléctrico y de presurización a las 23H14 locales de Brasil el domingo (02H14 GMT del lunes). En ese momento el avión estaba a 820 km del archipiélago Fernando de Noronha y a 100 km del área bajo vigilancia aérea de Senegal.

El ministro francés de Transportes, Jean Louis Borloo, afirmó que la "prioridad absoluta" de las autoridades francesas es "encontrar las cajas negras", y no descartó la "pista terrorista" aunque admitió que "ningún elemento" va en esa dirección. La profundidad máxima del fondo marino en la zona de búsqueda del avión desaparecido es de unos 4.700 metros, precisó el Servicio Hidrográfico de la Marina francesa (SHOM) en Brest (oeste). Las dos cajas negras del avión -que registran los datos y conversaciones de los pilotos durante el vuelo- emiten en principio durante un mes una señal que permite localizarlas hasta una profundidad de 6.000 metros.

Francia investigará este accidente
La investigación del accidente del Airbus de Air France, será responsabilidad de Francia, que ya tiene dos investigadores en Brasil, país que brindará su apoyo, informó hoy, a través de un comunicado, la Aeronáutica brasileña. "El responsable de la investigación del vuelo AF 447 será el Estado francés, por medio de su organismo de investigación Bureau d'Enquêtes et d'Analises, BEA, con el necesario apoyo de su correspondiente del Estado brasileño, el Centro de Investigación y Prevención de Accidentes Aeronáuticos, CENIPA", manifiesta la nota.

El ministro de Defensa, Nelson Jobim, afirmó esta información al indicar que la legislación internacional establece que las investigaciones "son hechas por el gobierno o autoridad aeronáutica del gobierno de registro de la aeronave", en este caso Francia.