•  |
  •  |
  • END

BRASIL / AFP

El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, afirmó ayer martes que ya “no hay dudas” de que los restos hallados en el mar por la Fuerza Aérea pertenecen al avión de Air France desaparecido en el Atlántico la madrugada del lunes, con 228 personas a bordo.

Jobim dijo en conferencia de prensa que aviones de la Fuerza Aérea Brasileña detectaron la tarde de ayer martes en alta mar, “una franja de cinco kilómetros de restos de avión”, y que ello “confirma que la aeronave cayó en ese sitio”.

Al ser consultado sobre si los restos detectados pertenecerían al Airbus A330 de Air France, Jobim respondió: “Son del avión, no hay dudas”.

En la madrugada de ayer, martes, un avión R99 había detectado señales electrónicas que indicaban material que flotaba. Ya en la mañana, una aeronave confirmó visualmente que había pedazos (incluyendo una butaca de avión) en el agua.

Sin embargo, alrededor de las 12h30 locales de Brasil (15H30 GMT), otras aeronaves hallaron “una franja que se extiende por cinco kilómetros con restos. Son cables y elementos que componen la aeronave”.

Navíos al rescate

El ministro destacó que “hay tres navíos mercantes que están en la región, y un navío patrulla de la Marina que llegará en la mañana del miércoles (hoy), y van a comenzar los trabajos para recoger esos restos que fueron avistados”.

“El avión cayó en aguas brasileñas”, dijo Jobim. Por ello, las autoridades brasileñas orientaron las operaciones para rescate de los restos hallados mientras continúan las búsquedas con la esperanza de hallar cuerpos de víctimas.

En caso de que sean hallados cuerpos serán transportados en esos barcos hasta un punto ubicado a 250 millas marinas (unos 450 km) del archipiélago de Fernando de Noronha. Desde allí, helicópteros completarán el recorrido hasta el archipiélago. Una vez allí, serán utilizados aviones de la Fuerza Aérea para trasladar terminar el traslado hasta la ciudad de Recife (noreste) en el continente.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ya entró en contacto con representantes diplomáticos de Francia para definir las normas operativas y legales en que se realizarán los eventuales operativos de transporte de cuerpos que sean encontrados.