• Perú |
  • |
  • |
  • EFE

Un juez peruano dictó una orden de comparecencia con restricciones para el exministro de Transportes y Comunicaciones Enrique Cornejo, quien ejerció el cargo durante el segundo Gobierno del fallecido expresidente peruano Alan García y es investigado por el caso Odebrecht.

La decisión fue tomada hacia la medianoche de este viernes por el juez Juan Carlos Sánchez, del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Lima, quien rechazó un pedido fiscal para que Cornejo afronte la investigación en prisión preventiva.

El juez Sánchez dictó la misma medida para los exfuncionarios del segundo Gobierno de García (2006-2011) Oswaldo Plascencia, Jorge Luis Menacho y Raúl Torres. Plascencia fue director ejecutivo de la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico de Lima (AATE), Menacho fue secretario del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, y Torres fue jefe del proyecto estatal de infraestructura Provías Nacional.

La Fiscalía investiga a Cornejo por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, cohecho pasivo propio y colusión y lo acusa de formar parte de una presunta organización criminal que habría liderado el fallecido expresidente García. Según el Ministerio Público, el exministro habría beneficiado a la empresa constructora Odebrecht en la adjudicación de las obras de la Linea 1 del Metro de Lima mediante la emisión de decretos de urgencia durante su gestión.

Sin embargo, el juez Sánchez consideró que los investigados deben afrontar el proceso "sin limitaciones tan gravosas", ya que aseguró que hasta el momento "no existen graves y fundados elementos de convicción" para dictar prisión preventiva y que su actuación "se realizó en el marco de sus funciones".

Por consiguiente, ordenó el término del arresto preventivo que cumplían los cuatro, lo que fue aceptado por los abogados defensores, mientras que la Fiscalía anunció que interpondrá un recurso de apelación.

Entre las restricciones, el juez ordenó que los investigados no podrán viajar al extranjero ni ausentarse de Lima, deberán presentarse al tribunal cada 30 días y justificar sus actividades, y les prohibió comunicarse con los otros implicados en este caso. Cornejo negó este viernes ante el tribunal haber beneficiado a Odebrecht en la licitación de la Línea 1 del Metro de Lima, aunque señaló que es probable que la constructora haya entregado sobornos "a algunos funcionarios".

"Nunca he sido miembro de una organización criminal, no lo soy ahora tampoco", aseveró el exministro antes de mostrarse a favor de las investigaciones que se siguen a un exviceministro de su cartera, Jorge Cuba, de quien dijo que se está "demostrando que habría cometido delito de corrupción".

"Ese señor y los que estuvieron involucrados tienen que ser investigados con el debido proceso, pero sancionados drásticamente si así fuera", remarcó. Además del exministro, en el caso de la Línea 1 del Metro de Lima también están implicados el exsecretario de la Presidencia de García Luis Nava; el exvicepresidente de la petrolera estatal Petroperú Miguel Atala, y los hijos de estos José Nava y Samir Atala, respectivamente.

Miguel Atala confesó la semana pasada a la Fiscalía que los 1,3 millones de dólares que tenía a su nombre en una cuenta en Andorra eran, en realidad, dinero entregado para el expresidente García, mientras que José Nava también admitió que Odebrecht entregó sobornos a su padre, que presuntamente eran para el exgobernante.

Alan García se suicidó disparándose con un arma de fuego en la cabeza el pasado 17 de abril cuando un fiscal llegó junto con la Policía a su domicilio en Lima para arrestarlo como parte de las investigaciones de este caso.