•   Gaza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Otros seis palestinos murieron esta tarde en bombardeos israelíes en respuesta al lanzamiento masivo de cohetes desde Gaza, entre ellos una mujer embarazada, lo que eleva a dieciséis los fallecidos en la Franja, además de tres civiles en Israel.

Tres miembros de una familia perdieron la vida por bombardeos israelíes en el norte de la ciudad de Gaza, entre los que había una embarazada, la segunda mujer que esperaba un hijo fallecida en la actual escalada de violencia, la peor desde 2014, informó el Ministerio de Sanidad del enclave.

Este sábado murieron en total cuatro palestinos, dos de ellos milicianos y una mujer encinta y su bebé de 14 meses, aunque hoy Israel aseguró que estas últimas no perdieron la vida por uno de sus misiles, sino por un cohete disparado por el movimiento islamista Hamás, versión que este niega.

Durante este domingo, murieron en total doce palestinos, al menos siete miembros de las milicias armadas, uno de ellos acusado de ser responsable de la transferencia de dinero de Irán a organizaciones de la franja, que fue alcanzado por un misil selectivo de Israel cuando circulaba con su coche en la ciudad de Gaza.

Otros dos palestinos murieron la tarde del domingo en un ataque de la aviación israelí en el campo de refugiados de Al Bureij, que pertenecían a las brigadas de Al Quds, el brazo armado de la Yihad Islámica, y otro pereció en los bombardeos en Rafah, al sur de Gaza.

Las alarmas antiaéreas siguen sonando en las comunidades israelíes adyacentes a la Franja en el peor repunte de violencia desde 2014, en el que las milicias han lanzado más de 600 cohetes, que han sido respondidos por bombardeos de Israel contra más de 250 objetivos militares en el enclave.