•   Viena, Austria  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Irán, Hasan Rohaní, anunció hoy que da marcha atrás a algunos compromisos adquiridos por el país en el acuerdo nuclear firmado en Viena en 2015, que tiene por objetivo que la República Islámica no se haga con un arsenal atómico.

Teherán concede al resto de firmantes del pacto (Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) un plazo de sesenta días para hacer realidad los beneficios económicos del tratado, pese a las nuevas sanciones de Estados Unidos, que se retiró del acuerdo de forma unilateral hace un año.

¿En qué consiste este histórico tratado, llamado en inglés "Joint Comprehensive Plan of Action" (Plan General Conjunto de Acción, JCPOA) y qué puntos quiere Irán dejar de cumplir?

Limitaciones en el enriquecimiento de Uranio

El acuerdo establece que Irán no enriquecerá uranio por encima del 3,67% durante quince años, al tiempo que limita el número de centrifugadoras para su producción en unas 6.100. El uranio para fines pacíficos requiere un enriquecimiento de hasta el 5% mientras para alimentar un arma nuclear se necesita una pureza superior al 90%. El acuerdoestablece un máximo de 300 kilos de ese material, lo que Irán cumplía hasta ahora vendiendo uranio o diluyendo el material.

Rohaní anunció que Irán almacenará a partir de hoy uranio enriquecido sin limitaciones. Además, advirtió de que si los socios del acuerdo no logran los beneficios económicos para Irán, como eliminar las restricciones estadounidenses a las exportaciones de petróleo iraní y al sistema bancario, empezará a enriquecer uranio por encima del 3,67%. Será ahora tarea del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) verificar en las próximas semanas si Irán realmente cumple lo anunciado por su presidente.

La prohibición de importación y exportación de armas se impuso a Irán hasta 2021. AFP/END

Remodelación del reactor de agua pesada en Arak

Irán rediseñó y remodeló un reactor de investigación de agua pesada en Arak para evitar que produzca plutonio, otro material que puede ser usado para la bomba nuclear. Irán envió todo el combustible usado del reactor fuera del país. Irán no debe acumular más de 130 toneladas de agua pesada y ha estado vendiendo el material sobrante en el mercado internacional. El país no construiría ningún reactor adicional de agua pesada durante quince años.

Rohaní avanzó hoy que se almacenará a partir de ahora agua pesada sin límites, lo que deberá ser también verificado por el OIEA para su próximo informe técnico, previsto para finales de mayo. En caso de no responder los socios a sus exigencias de aquí a julio, Irán volverá a construir y completar el reactor de Arak.

Rohaní anunció que Irán almacenará a partir de hoy uranio enriquecido sin limitaciones. Archivo/END

Embargo de armas

La prohibición de importación y exportación de armas se impuso a Irán hasta 2021, mientras que el embargo de compuestos para su programa de misiles balísticos se mantenía durante ocho años a partir de 2016 (hasta 2024).

Medidas de transparencia

El OIEA tiene acceso regular a todas las instalaciones nucleares de Irán para supervisar la cadena de suministro que sustenta el programa al respecto. En caso de sospecha, los inspectores pueden acceder también a instalaciones militares y una comisión conjunta del acuerdo analiza cada tres meses casos en disputa.

Irán aplica de forma voluntaria el Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación (TNP), que otorga mayor acceso e información a los inspectores del OIEA. La agencia nuclearde la ONU siempre consideró indispensable este protocolo para poder verificar las actividades nucleares iraníes.

Levantamiento de sanciones

Tras ratificarse el acuerdo, Irán vio aliviadas las sanciones internacionales que pesaban sobre el país. Estados Unidos y la Unión Europea suspendieron sus sanciones relacionadas con actividades nucleares después de que el OIEA verificase que Irán cumplió con lo acordado. En caso de incumplimientos iraníes, el tratado incluye un mecanismo para activar rápidamente nuevas sanciones. Para ello, siempre será necesaria una confirmación del OIEA, que como muy pronto llegará a finales de mayo o en su siguiente informe, previsto para finales de agosto.