• Sao Paulo, Brasil |
  • |
  • |
  • EFE

Un grupo de ocho ex ministros de Medio Ambiente de Brasil firmaron este miércoles un manifiesto de crítica a la gestión del actual Gobierno de Jair Bolsonaro, al que acusan de querer un retroceso de más de tres décadas para el país en materia medioambiental.

Los ex ministros, que ejercieron sus funciones en distintos momentos de la historia del país desde 1993 hasta el pasado año y abrazan distintas ideologías, se reunieron este miércoles en Sao Paulo para denunciar la política medioambiental del actual gabinete.

Todos coincidieron durante sus intervenciones en la urgencia de frenar el camino que tomó la actual cartera de Medio Ambiente, comandada por Ricardo Salles desde este año.

El ex ministro José Carlos Carvalho (2002) recalcó durante la presentación del manifiesto que el modelo institucional de gestión ambiental de Brasil es tan longevo que nació durante la dictadura militar (1964-1985) y ahora el Gobierno pretende incluso retroceder aún más atrás que en aquel tiempo.

"Esta estructura ya era democrática, sorprendentemente democrática en un momento en que Brasil vivía una dictadura, y ahora, en pleno régimen democrático, estamos queriendo volver a una situación anterior", sentenció el político.

Una de estos ex ministros que compone el grupo de trabajo y que encabezó la cartera desde 2003 a 2008 durante el gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Marina Silva, manifestó en declaraciones a los medios que "estos primeros 100 días ya tuvimos un preanuncio de muchos retrocesos con muchos perjuicios".

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. EFE/END

La ex ministra citó como algunos ejemplos la decisión de no demarcar nuevas tierras indígenas o algunas medidas que podrían aumentar la deforestación de la región del Amazonas, considerado el pulmón del planeta.

El ex ministro de Medio Ambiente más antiguo de los asistentes, Rubens Ricupero (1993-1994), explicó durante el acto que el motivo de la creación del grupo de trabajo.

Queremos defender "una tradición que se viene construyendo a lo largo de casi medio siglo y que desgraciadamente hoy vemos amenazada por un esfuerzo sistemático, deliberado y consciente de desmontarla en todos los sectores".

Por otro lado, el más reciente, Edson Duarte (2018), también puso en valor "la construcción histórica representada por el conjunto de estos ministros" y lamentó "el perjuicio irreversible" que pretende el nuevo Gobierno.

La crítica del grupo de ex ministros giró en torno al "vaciado sistemático" de la cartera de Medio Ambiente a través de la transmisión de sus competencias.

Según Rubens Ricupero, el Ministerio de Medio Ambiente fue preservado de manera "puramente formal", pero fue "vaciado de su contenido con la transferencia de todas sus principales funciones a otras instancias destructoras".

Ricupero citó "la extinción de la Secretaria de Cambio Climático" y "la transferencia del Servicio Forestal Brasileño al Ministerio de Agricultura" como algunos ejemplos.

A este respecto, José Sarney Filho (2016-2018) apuntó que el nuevo Gobierno hizo del Ministerio de Medio Ambiente "una extensión" del Ministerio de Agricultura: "Todo aquello que el agronegocio desea, el ministerio del Medio Ambiente lo hace", expresó.