•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los familiares y defensores del primer vicepresidente del Parlamento de Venezuela, Édgar Zambrano, denunciaron este jueves que el diputado permanece incomunicado y no se conoce en qué estado se encuentra, casi 24 horas después de ser capturado por agentes del servicio de inteligencia (Sebin).

"Hasta este momento nadie lo ha podido ver", dijo a periodistas Soley Zambrano, una de las hijas del legislador opositor, a las puertas de una de las sedes del Sebin en Caracas y antes de aseverar que su familia "no tiene nada que esconder".

Zambrano fue detenido el miércoles solo horas después de que la chavista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) le retirara el fuero, luego de que el Supremo lo señalara como uno de los responsables del fallido alzamiento militar del día 30 de abril, que lideró el jefe del Parlamento, Juan Guaidó.

Soley Zambrano, hija del vicepresidente del Parlamento venezolano. EFE/END

Minutos antes, el diputado, militante del partido Acción Democrática (AD), había alertado que se encontraba en su vehículo y que estaba rodeado por funcionarios del Sebin, que remolcaron su vehículo para detenerlo.

"De este desgobierno nada sorprende", dijo al respecto la hija del diputado, que calificó la actual situación en Venezuela como de "tiempos desesperados".

En tanto que la abogada Lilia Camejo, parte de la defensa de Zambrano, señaló no ha tenido "ninguna información acerca del estado en que se encuentra el diputado" de 63 años por la región de Lara (noroeste), y reiteró que aún no se han podido comunicar con él.

Asimismo, repudió la detención del legislador, que acumula tres términos en el Parlamento, asegurando que "no hay ninguna investigación" abierta en su contra y que tampoco fue detenido cometiendo "un delito en flagrancia", tal y como establecen las leyes venezolanas.

Camejo también cuestionó el procedimiento mediante el cual Zambrano fue despojado de su inmunidad, al tiempo que alertó que solo el Parlamento, que controla el antichavismo, tiene las competencias para hacerlo.

Venezuela atraviesa un pico de tensión política desde el pasado enero, cuando Maduro juró un nuevo mandato de 6 años que no reconoce la oposición y parte de la comunidad internacional y, en respuesta, Guaidó se proclamó presidente interino del país, tras lo cual fue reconocido como tal por más de 50 países, con Estados Unidos a la cabeza.