•   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Brasil ganó más de 8,000 millones de dólares por la guerra comercial entre China y Estados Unidos que aumentó el volumen de las exportaciones del gigante suramericano hacia el país asiático en 2018, según un estudio divulgado este jueves.

Con el aumento de aranceles para 382 productos estadounidenses en el mercado chino, las exportaciones brasileñas al país asiático aumentaron más del 30% el año pasado en comparación con el período anterior, según un levantamiento realizado por la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

De acuerdo con los datos del estudio, las ventas de productos brasileños al exterior pasaron de 22,589 millones de dólares en 2017 a 30,706 millones el año pasado.

El mayor salto en valor de exportación ocurrió con la soja, producto del que Estados Unidos es el principal productor del mundo pero Brasil, el principal exportador, por lo que la comercialización del grano por el gigante suramericano se ve beneficiada al no tener competencia en el mercado del país asiático.

En 2018, China compró 7,000 millones de dólares más de soja que en 2017 a Brasil.

No obstante, el mayor crecimiento porcentual fue para el tabaco, donde las ventas subieron un 521%.

Según el informe, por la guerra comercial Brasil ganó el mercado de productos como el maíz y las langostas congeladas, con un aumento de las exportaciones de 376,3% y 327,8% respectivamente, que eran tradicionalmente de los estadounidenses.

Las importaciones brasileñas de productos chinos también aumentaron. Archivo/END

"El principal impacto de la guerra comercial fue con el aumento de las exportaciones de Brasil a China. Se percibió que China hizo una lista minuciosa atacando productos americanos importantes. El caso de la langosta es icónico", señaló el gerente ejecutivo de Asuntos Internacionales de la CNI, Diego Bonomo, citado en un comunicado.

De acuerdo con el estudio, la guerra comercial entre China y Estados Unidos le ha permitido al gigante sudamericano conquistar otros mercados en el país asiático como el de carne bovina, menudencias de pollo, algodón, jugo de naranja, castaña de Pará, peces ornamentales y cajas de cambio para vehículos y automotores.

Las importaciones brasileñas de productos chinos también aumentaron, al pasar de 13,700 millones de dólares en 2017 a 15,400 millones de dólares en 2018, por culpa de la disputa comercial, que hizo al país asiático buscar nuevos mercados para electrodomésticos y productos químicos y plásticos.

La guerra comercial entre las dos naciones se ha extendido por más de un año, un tema que parece empeorar con el reciente anuncio del presidente Trump de aumentar, el próximo viernes, del 10% al 25% los aranceles sobre China en bienes de importación.

El mandatario estadounidense, Donald Trump advirtió a finales del año pasado que, si no alcanzaba un acuerdo con China antes del 1 de marzo, elevaría del 10% actual al 25% los aranceles que aplica a las importaciones del gigante asiático por valor de 200,000 millones de dólares.

Sin embargo, optó por prorrogar este plazo para dar margen a las negociaciones que mantienen ambos países.