•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El exjefe del servicio de inteligencia de Venezuela, Manuel Cristopher Figuera, llamó el jueves en un vídeo divulgado en Twitter a reconstruir el Estado y pidió dejar de culpar al mundo de las desgracias que vive el país petrolero. 

Cristopher Figuera, fue reemplazado por orden del mandatario Nicolás Maduro la semana pasada, una vez que el líder opositor Leopoldo López consiguió salir de su arresto domiciliario y unirse a una movilización que convocó el jefe del Congreso, Juan Guaidó, para pedirle a militares dar la espalda a Maduro.

"Lo he sacrificado todo", dijo el exfuncionario sin mencionar en el video donde se encuentra, pocos días después que Estados Unidos levantó unas sanciones en su contra.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (d) y el  exjefe del servicio de inteligencia de Venezuela, Manuel Cristopher Figuera (i). Cortesía/END

"Ya basta de culpar al mundo de las desgracias de nuestro país", agregó el general, quien también señaló que solicitó al presidente Donald Trump que levantara las sanciones "y me dijo que lo haría cuando hubiera otra administración, porque la actual se robaría los recursos".

Más diputados opositores piden protección a embajadas en Venezuela

Dos legisladores venezolanos buscaron refugio en embajadas extranjeras en Caracas el jueves, en momentos que el gobierno del presidente Nicolás Maduro reprime a los aliados del líder opositor Juan Guaidó, que apoyaron su intento de levantamiento la semana pasada.

Richard Blanco, presidente del partido Alianza Bravo Pueblo, entró a la embajada de Argentina, mientras que Américo De Grazia, del partido Causa Radical, buscó refugio en la embajada de Italia, donde se encuentra también la diputada María Magallanes desde la noche del miércoles, dijeron a Reuters un familiar y dos colaboradores.

Juan Guaidó, presidente del Parlamento de Venezuela. EFE/END

"No le daré el gusto a la narco dictadura que me exhiba como trofeo (...) y agradezco la acogida de Italia", escribió De Grazia en su cuenta de Twitter al final de la tarde del jueves, sin dar más detalles.

Las acciones se produjeron el día después de que las autoridades arrestaron a Edgar Zambrano, el vicepresidente de la Asamblea Nacional dirigida por la oposición.

Blanco, Zambrano y De Grazia se encontraban entre los 10 legisladores que fueron despojados de la inmunidad del Congreso por el Tribunal Supremo esta semana, el cual dijo que los legisladores deben ser investigados por delitos como conspiración, traición y rebelión.

"Yo no me estoy escondiendo, no le tengo miedo a este régimen que está matando al pueblo", dijo el parlamentario al canal digital de noticias local VPitv, al confirmar su ingreso a la embajada argentina.

Edgar Zambrano, vicepresidente del Parlamento de Venezuela. Cortesía/END

El miércoles por la noche del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, tras una serie de acusaciones del Tribunal Supremo de Justicia.

Zambrano fue interceptado por funcionarios de inteligencia la noche del miércoles, y llevado en una grúa, luego de negarse a salir de su vehículo, hasta la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Unos nueve diputados opositores más han salido del país y antes de Zambrano, el parlamentario Juan Requesens fue arrestado el año pasado y el legislador Freddy Guevara ingresó a la embajada de Chile a fines de 2017.

"Todos los organismos internacionales nos han ofrecido respaldo, apoyo para poder resguardar la vida y nuestra seguridad", dijo la parlamentaria Olivia Lozano sobre la decisión de algunos legisladores de acudir a embajadas.

Juan Guaidó advirtió el jueves de una "persecución" contra los diputados por denunciar la corrupción y anunció una nueva movilización el próximo sábado.

"Estamos dando como un hecho de que va a seguir la escalada represiva del régimen (...) Que damos como un hecho que van a seguir deteniendo diputados, que van a detener al presidente encargado de Venezuela", dijo Guaidó. "Es el desmontaje absoluto del estado de derecho, del parlamento", agregó.

Guaidó invocó la Constitución en enero pasado para proclamarse presidente encargado deVenezuela, sosteniendo que la elección en la que Maduro logró la reelección no tuvo las garantías necesarias, y es reconocido por decenas de países incluido Estados Unidos.

El dirigente opositor Leopoldo López, quien acompañó a Guaidó en la marcha del 30 de abril, está como huésped de la embajada de España en Caracas desde la semana pasada.