•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se mostró este viernes confiado en su victoria en las próximas elecciones generales, de octubre próximo, pero advirtió a sus seguidores de que el reto es mantener su mayoría en el Parlamento boliviano.

"Estoy convencido, vamos a ganar las elecciones, eso no es problema, la tarea es cómo vamos a ganar con dos tercios", expresó Morales. El mandatario boliviano realizó estas declaraciones en la inauguración de una reunión de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), que agrupa a sindicatos de obreros, campesinos, indígenas y cocaleros afines a Morales, para analizar la estrategia para seleccionar a sus legisladores.

El jefe de Estado pidió en ese acto que se analice cómo tener más representantes en las cámaras de Diputados y Senadores, que conforman la Asamblea Legislativa o Parlamento de Bolivia.

Evo Morales, presidente de Bolivia. Archivo/END

"Diría que las últimas elecciones hemos bajado una senaturía, ahora la tarea es cómo recuperar y aumentar senaturías, esa es la misión", recalcó el mandatario. Morales pidió que se incluyan a más sectores en estos debates y que se dejen atrás los "celos" o las ambiciones de cada uno.

Las elecciones presidenciales en Bolivia están convocadas para el próximo 20 de octubre con nueve candidaturas, la del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales y ocho de formaciones opositoras.

Las últimas encuestas dan como favoritos al actual mandatario, con una ligera ventaja, y al expresidente Carlos Mesa, candidato de la alianza Comunidad Ciudadana, aunque sin augurar aún si será necesaria o no una segunda vuelta.

Evo Morales es el mandatario con más tiempo en el poder en la historia de Bolivia, desde 2006, y aspira a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, cuando se conmemora el bicentenario de la independencia de Bolivia.

La candidatura de Morales es considerada ilegal por la oposición, que denuncia que incumple la Constitución del país, que limita a dos seguidos los periodos presidenciales, y el resultado de un referéndum en 2016 que negó al presidente la posibilidad de volver a presentarse.

El Tribunal Constitucional de Bolivia reconoció en 2017 el derecho a la reelección indefinida y en 2018 el órgano electoral habilitó la candidatura en base en este fallo. El Constitucional ya autorizó para un tercer mandato a Morales, al entender que el primero no contaba porque el país se refundó en 2009 de República a Estado Plurinacional.